La provincia
Sábado 08 de Agosto de 2015

La nieve aún no alcanza para superar la crisis hídrica en la provincia

Un especialista del Ianigla sostuvo que serían necesarias otras dos nevadas de igual intensidad. Los centros de esquí todavía no deciden si abrirán este fin de semana

Por Laura Zulián / zulian.laura@diariouno.net.ar
Ningún mendocino puede decir esta vez que los pronósticos de los meteorólogos fueron desacertados en cuanto a la nevada que caería en alta montaña. La tormenta, que es la más grande de los últimos diez años, presenta un panorama auspicioso tanto para los centros de esquí como para el verano en el que, probablemente, tengamos más agua.
Luego de dos días de copiosas, constantes e intensas nevadas en la cordillera, la acumulación de nieve alcanza casi los dos metros. La Ruta Nacional 7 está intransitable desde Uspallata hasta la entrada del túnel internacional Cristo Redentor y, aunque ha habido algunos deslizamientos por la nieve, Defensa Civil asegura que no se trata de una emergencia y que todas las personas que no pudieron bajar a causa del temporal, están bien y con provisiones.
Marcelo Dapás, director de Defensa Civil, explicó que se repiten las actividades desde que empezó la tormenta. “Asistimos a cuidadores en Uspallata y se está trabajando en el despeje de la ruta, de manera tal que cuando se termine la tormenta haya menos nieve que correr en el camino y se pueda llegar a las distintas localidades a las que hoy no hay acceso”, sostuvo Dapás y aclaró que sólo están trabajando las máquinas de Vialidad Nacional.
Afirmó que quienes han quedado “atrapados” en las viviendas y refugios en alta montaña serán “rescatados” cuando termine de nevar. “Hay algunas personas que se han puesto un poco nerviosas, pero hay que esperar a que pase la tormenta. Hay gendarmes, soldados, gente de Vialidad trabajando. No es una situación de emergencia”, recalcó.
También en este sentido, Jorge Pérez Polo, director comercial de Los Puquios, dijo que si bien ha habido deslizamientos de nieve, lo importante es que todas las personas están a resguardo. “Hacer hoy –por ayer– un análisis de los derrumbes es desacertado porque nadie lo ha podido ver para medirlo. Es lo normal dentro de lo que es un evento de esta intensidad”, comentó y dijo que hubo una avalancha en Polvaredas, pero “no se puede ver nada a más de 100 metros”.
“A la gente le recomendamos que hasta el domingo 16 no haga planes ni vaya, porque la calma de este temporal va a estar a partir del miércoles o jueves de la semana que viene. Que a la euforia la dejen para después del miércoles”, dijo.
Pérez Polo calculó que ya hay unos dos metros de nieve desde el nivel del piso.
Gonzalo Valdemoros, gerente comercial de Los Penitentes, señaló que ellos aún no deciden si comenzarán a trabajar este fin de semana o el próximo.
Todavía no alcanza
“Sin duda que estas nevadas son beneficiosas, están aumentando las reservas hídricas que tenemos en la cordillera. Va a ser el agua de primavera y verano, y luego de esta crisis hídrica que venimos viviendo es un buen síntoma”, afirmó Ricardo Villalba, director del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), dependiente del Conicet.
Sin embargo, aclaró que sería bueno que nevara dos o más veces con esta magnitud. “Posiblemente estemos cercanos a los niveles medios. De todos modos, es posible que tengamos más nevadas y es algo realmente auspicioso”, comentó el especialista. Villalba recordó que la última nevada que podría considerarse como “la del siglo” fue en 2005.
 

Comentarios