Mundo
Martes 04 de Agosto de 2015

La niña que escaló un precipicio para salvar a su familia

Al menos 10 viviendas fueron afectadas por desconocidos que hace un mes atentan contra las casas. Por denunciar los hechos, varios vecinos fueron amenazados.Por ahora no hay detenidos.  

Vivir en el barrio Cristiano se ha convertido en una novela de terror para los vecinos porque desde hace un mes unas 10 casas fueron atacadas por pirómanos que utilizan bombas molotov para incendiar las puertas y ventanas.
Todo comenzó a fines de junio cuando desconocidos incendiaron la puerta de una casa ubicada en Callao al 900. En esa ocasión armaron, con una botella y lana de vidrio empapada con combustible, una bomba casera que prendieron sobre uno de los accesos. 
Las llamas empezaron a destruir la puerta principal hasta que un vecino llamó a los dueños, que estaban en un sepelio, y rápidamente lograron sofocarlo. 
A partir de este hecho, se consumó en julio una seguidilla de atentados parecidos que afectaron no menos de 10 viviendas. La metodología fue siempra la misma, un tacho de plástico o una botella con lana de vidrio y combustible para iniciar el fuego. 
El colmo sucedió este lunes por la noche cuando la Policía montó un operativo sobre la avenida Callao y a 50 metros, sobre Chacabuco hubo otro ataque similar a una de las casas.
Hartos de esta situación los vecinos se juntaron y pidieron una reunión con el jefe de la departamental, Horacio Juri que en diálogo con UNO de San Rafael señaló que "desde hace un tiempo estamos investigando el tema pero por ahora no hay novedades" y agregó que "ha tomado intervención en el caso personal de Investigaciones y de Inteligencia Criminal para tratar de atrapar a los causantes de estos daños".
La situación es tan grave que algunos de los vecinos que decidieron juntarse, para prevenir estos ataques,fueron amenazados con cartas anónimas con la leyenda "si siguen hablando los vamos a tirotear y les vamos a prender fuego las casas".
En este sentido, una de las víctimas, Guillermo Salinas informó que "los ataques son entre las 9 y las 5 de la madrugada" y agregó que "en la mayoría de los casos estaban los dueños en sus casas cuando iniciaron el fuego".
Indignado, relató que "estos miserables actuan amparados en la oscuridad y son como fantasmas que desapercen apenas se inicia el fuego" y añadió que "por ahora nadie resultó lesionado, solo hubo pérdidas materiales".
También habló la delegada del barrio Paola Galarza quien admitió haber sido amenazada por esta banda que se sospecha vive en los alrededores del barrio. A la mujer le intentaron quemar las gomas de un camión de reparto pero el aviso de un vecino impidió que el fuego consumiera el resto del rodado.
Ahora los vecinos ya han armado un grupo de whatsapp para estar comunicados y más de uno se queda despierto para vigilar su casa. Al menor ruido todos se ponen en alerta pero por ahra no hubo resultados para terminar con esta pesadilla. 
Como antecedente, hace dos semanas la Policía detuvo a dos jóvenes que iniciaron un incendio en el parque Perón justo enfrente del barrio, La detención de estas dos personas no interrumpió el ataque a las casas.
 

Comentarios