Mundo
Martes 26 de Enero de 2016

La ONU logra abrir negociaciones para terminar con la guerra civil en Siria

Un conflicto interminable. Se iniciarán el viernes en Ginebra. Pero todavía hay desacuerdos profundos sobre la lista de participantes. Turquía veta a los kurdos.

Las conversaciones de paz entre el gobierno sirio y la oposición comenzarán finalmente el próximo viernes, anunció el enviado especial de Naciones Unidas para Siria. Staffan de Mistura dijo a la prensa que hoy enviará las invitaciones a las conversaciones de Ginebra. Se anticipa que durarán seis meses y que al comienzo los bandos enfrentados no hablarán cara a cara. La guerra civil siria, iniciada en abril de 2011, ha costado alrededor de 300.000 muertos y millones de exiliados y refugiados. El daño a las ciudades se considera irreparable a estas alturas, y la economía siria está paralizada desde hace años.

El enviado de la ONU agregó que la prioridad será establecer un amplio cese de fuego, contener la amenaza del grupo Estado Islámico y despejar los obstáculos a la ayuda humanitaria. "Queremos asegurarnos de que cuando empecemos, si lo hacemos, al menos comencemos con el pie derecho'', afirmó. "De todos modos será cuesta arriba''.

Tironeo por los kurdos. Por su parte, el canciller turco advirtió que toda participación de fuerzas kurdas en las conversaciones de Ginebra "sería peligrosa" y echaría por tierra la iniciativa. Los kurdos, sin embargo, son aliados clave en la lucha contra el terrorista Estado Islámico, uno de los varios enemigos que enfrenta el régimen sirio de Bashar Assad. Mevlut Cavusoglu precisó que Turquía considera "terroristas'' a las fuerzas kurdas sirias, a las que acusa de cooperar con los rebeldes kurdos proscriptos en Turquía.

Las tensiones geopolíticas entre países que incluyen Turquía, Rusia, Irán y Arabia Saudita, entre otros, han dificultado los esfuerzos de los negociadores. La iniciativa ha enfrentado demoras y disputas, notablemente por la lista de invitados. Las tensiones han llevado a los negociadores a decidir que los bandos en pugna no discutirán inicialmente cara a cara.

Las conversaciones de Ginebra serán las primeras gestiones desde que las conversaciones que se desplomaron hace dos años. Rusia pidió la inclusión de representantes kurdos. Por su parte Estados Unidos y otros apoyan activamente a los kurdos en su lucha contra el Estado Islámico en Siria, pese a que Turquía se opone terminantemente. El gobierno turco es de signo islamista y esto trae sospechas sobre su verdadera posición frente al Estado Islámico. Por lo pronto, tardó mucho en sumarse a la coalición internacional que ataca desde el aire al EI. Y esto pese a ser un país directamente afectado por el accionar del grupo terrorista en Siria e Irak.

El enviado especial de la ONU, De Mistura, no dio detalles concretos sobre qué grupos opositores serán invitados a Suiza, tan sólo señaló que algunos nombres todavía están a debate y el tema podría esclarecerse en el transcurso de las consultas. "Hemos sido muy cuidadosos y extremadamente concienzudos en asegurarnos de que, si comenzamos, lo hacemos con el paso correcto" dijo. La base de las conversaciones es un plan de paz que fue aprobado en una resolución de la ONU en diciembre tras meses de conversaciones. El plan contempla la formación de un gobierno de transición. Cuando haya claridad sobre este tema, se decidirá el futuro de Assad, rechazado de plano por Occidente y varias naciones árabes. Pero Assad cuenta con el apoyo directo de Rusia e Irán.

Postergación. En principio las conversaciones tendrían que haber comenzado ayer, pero el desacuerdo sobre la lista de participantes y los detalles organizativos hicieron que se aplazaran hasta el próximo viernes. Ayer de mañana, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidieron a De Mistura que fijara una nueva fecha para las conversaciones tras hablar por teléfono.

La discordia la suscitó la participación de grupos radicales islámicos, que Moscú y el régimen sirio consideran terroristas. También supuso motivo de disenso la participación del grupo kurdo YPD, la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, proscripto en Turquía. Moscú y EEUU quieren que estén en la mesa negociadora. La guerrilla del YPD controla amplios territorios en el norte de Siria y ha derrotado repetidas veces al Estado Islámico. Algo que muy pocos pueden mostrar en el escenario sirio, incluidas las tropas de Assad.

El presidente ruso Vladimir Putin rechazó las acusaciones que Rusia dificulta las conversaciones para buscar una solución de paz en Siria. "Nosotros no nos inmiscuimos de forma alguna en los asuntos internos de Siria", aseguró Putin. Rusia tiene varias docenas de aviones de combate en Siria, que apoyan con sus bombas a las tropas de Assad. Fue esta intervención rusa la que salvó del colapso final a las fuerzas gubernamentales, que igualmente siguen siendo muy débiles. Moscú considera que es su deber ayudar al "gobierno legítimo" de Damasco. "Queremos ayudar al pueblo sirio y a otros países en la región", dijo Putin. Para Occidente y la oposición siria, Assad está lejos de ser legítimo; es un dictador que ha incurrido repetidamente en delitos de lesa humanidad contra su propio pueblo, como han documentado observadores extranjeros, la ONU y varias ONG reconocidas. En tanto, Moscú desmintió informaciones que prevé construir una nueva base aérea no lejos de la frontera siria con Turquía.

Boko Haram ataca en Camerún

Al menos 28 personas murieron y 65 resultaron heridas cuando cuatro atacantes suicidas del grupo islamista Boko Haram se detonaron en el extremo norte de Camerún, cerca de la frontera con Nigeria. Dos agresores se detonaron en un mercado y los otros dos en la población de Bodo. Los cuatro vinieron de Nigeria. Los milicianos islámicos, culpables de unas 20.000 muertes de civiles, incrementaron sus ataques en Camerún, Niger y Chad.

Comentarios