Más noticias
Jueves 01 de Septiembre de 2011

La presidenta Cristina Fernández se interiorizó del caso Candela

La mandataria llamó al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, para obtener detalles de la investigación. Hay extrema cautela en el Gobierno Nacional sobre el crimen.

El Gobierno nacional se mostró este jueves extremadamente cauteloso frente al avance de las investigaciones por el crimen de Candela Sol Rodríguez, una actitud que siguió también el gobernador Daniel Scioli.

Según pudo saber Noticias Argentinas, Cristina y Scioli hablaron este jueves por teléfono para comentar los pormenores del caso que estremece a la sociedad, por lo cual es más que probable que acordaran seguir una estrategia conjunta.

Tanto la mandataria como el gobernador aparecieron junto a la madre de Candela, en distintas ocasiones: Cristina la semana pasada, cuando la recibió en la Casa Rosada; y Scioli justo en el momento en el que la mujer reconoció el cadáver de la niña.

Sin embargo, los primeros detalles que comenzaron a trascender sobre el entorno familiar de Candela habrían llevado a ambos mandatarios a retraer esa actitud y a adoptar una conducta más cautelosa mientras aguardan el curso de la investigación.

En este escenario, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió a asegurar este jueves que el Gobierno nacional "no está ausente" y pone "todos los medios" al alcance para que la Justicia "sancione" a los responsables del crimen de la pequeña Candela.

"La aberración a la que fuera sometida una criatura como Candela nos consterna a todos. No estamos ausentes y colaboramos de la mejor manera", escribió Fernández.

El funcionario reconoció: "hubiéramos querido con el alma que, todo el esfuerzo, hubiera dado como resultado la vuelta a casa de Candela pero, con vida".

"Seguiremos colaborando con todos los medios a nuestro alcance para esclarecer el hecho y que la Justicia, sancione a los responsables", agregó el jefe de ministros en una cadena de tres mensajes que escribió en Twitter para referirse al tema.

En tanto, el otro representante del Ejecutivo nacional que se pronunció sobre el caso Candela fue el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, quien reclamó la "máxima condena" para los asesinos de la nena.

El caso "merece el rápido esclarecimiento y la máxima condena a sus responsables", apuntó Alak en declaraciones a la prensa tras el acto de apertura del Primer Congreso Nacional del Digesto Jurídico Argentino, celebrado en la sede del Banco Nación.
 

FUENTE: Noticias Argentinas

Comentarios