San Rafael
Sábado 02 de Enero de 2016

La primera comisario de San Rafael lidera la 60

Trayectoria. Hace 26 años que está en la fuerza. Pertenece a la segunda camada de mujeres oficiales de Mendoza. Afirma haber cumplido con sus aspiraciones. Ahora es la flamante titular de la Comisaría de Las Paredes.

Hace 30 años imaginar que una mujer podía llegar a ser comisario de la Policía era prácticamente una utopía, que con el correr del tiempo se fue modificando cuando  pudieron ingresar a la escuela de oficiales. Sin embargo, no todas pueden completar la carrera. La llegada de los hijos les complica el panorama y muchas abandonan el sueño que hoy Julia Eliana Campos (45) puede disfrutar.
Es que Eliana, que pertenece a la segunda camada de oficiales mujeres que se recibieron hace 26 años en la capital de la provincia, se convirtió en la primera comisario del Sur provincial y desde hace poco es titular de la Comisaría 60 de Las Paredes, un distrito difícil que se ha erigido en uno de los blancos de los delincuentes.
Con un breve paso por la jefatura de la Comisaría 26 de Villa Atuel, fue elegida por las autoridades policiales para ponerle un freno al delito en ese distrito.
Madre de dos hijos y abuela (ya tiene una nieta),  ingresó por casualidad a la fuerza. Es que ella quería entrar al Ejército para estudiar medicina pero sus padres no tenían los recursos necesarios para solventar la carrera. Es así que un grupo de amigas la convenció para inscribirse en la escuela de suboficiales de la Policía, pero al presentarse las autoridades le aconsejaron, por sus estudios secundarios completos, presentarse en la escuela de oficiales donde estudió dos años y se recibió.
"No me arrepentí nunca de haber elegido esta profesión a la que empecé a querer desde mi primer destino en la Comisaría Octava", dijo la  comisario.
Allí hizo sus primeras armas como oficial de servicio. "La Octava siempre fue un territorio complicado donde se aprende mucho", comentó, y "luego pasé por la 38, por Judiciales y como subcomisaria fui titular de la Unidad  Policial de Asistencia  al Turista (UPAT) hasta que el año pasado, recién ascendida, me hice cargo de la Comisaría 26 de Villa Atuel".
Ese paso a la Comisaría 60 fue un voto de confianza que, según ella, "uno debe honrar con predisposición al trabajo para cuidar a los vecinos".
Amante de las bicicletas (es su deporte preferido y lo practica habitualmente), la uniformada señaló que "es más fácil trabajar con policías hombres que con mujeres" y deslizó que "a veces la competitividad entre mujeres desata conflictos".
En la 60 de Las Paredes tendrá a su cargo a 27 efectivos que nunca tuvieron como jefe mayor a una mujer policía. "Es un desafío interesante aunque ya tengo experiencia por lo hecho en Villa Atuel" y agregó que "si bien no tengo el recurso humano necesario para esta jurisdicción, vamos a redoblar el esfuerzo para bajar los índices del delito".
Hija de Julio y Soledad (trabajaron toda la vida en la estancia "Los Amigos") y oriunda de Goudge, recordó experiencias buenas y malas que le tocó vivir durante su carrera.
De lo bueno rescató el amor que le tiene a la institución. Y de lo malo recordó la muerte de un niño al que se le cayó una roca en la cabeza durante una tormenta en Valle Grande. "Participar como policía y como madre de una experiencia tan horrible te marca para siempre, porque una proyecta eso en sus hijos".
De las 25 postulantes que iniciaron la carrera junto a ella sólo 13 se pudieron recibir y en actividad quedan 6, tres son comisarios. "Era mi objetivo y gracias a mi familia que me ayudó a criar a mis hijos lo pude lograr".
Consciente del desgaste que tiene la profesión, se animó a decir que en unos años "pediré el retiro para disfrutar de mis hijos y mi nieta; yo sé que ellos están orgullosos de mí pero quizás no les dediqué todo el tiempo que merecían", añadió.
La comisario Campos agarró su gorra, llamó a un auxiliar y juntos se subieron a una de las camionetas de la dependencia. "Es que el trabajo continúa y en este ámbito no te podés quedar sentado en la comisaría", concluyó.
Enfrentamiento
Durante su dilatada trayectoria en la Policía tuvo un solo enfrentamiento armado con delincuentes, que al escapar le dispararon. Un par de tiros al aire frenó la carrera de los ladrones, que finalmente se entregaron.
Ama de Casa
 Además de ser policía y deportista, no reniega  de su segunda ocupación como ama de casa y responsable de una familia.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios