Economía
Jueves 24 de Noviembre de 2011

La principal fabricante de edulcorantes cierra su planta en la Argentina

Merisant -Chuker, Equalsweet y Sucaryl -decidió tercerizar la elaboración de sus marcas. Aduce que paga sueldos tres veces más altos por el encuadre laboral de su personal en el sindicato de químicos y no en alimentación y que el alto costo laboral hizo inviable su negocio.

La empresa Merisant, fabricante de Chuker, Equalsweet y Sucaryl, decidió cerrar su planta de producción en la Argentina y tercerizar la elaboración de estas tradicionales marcas de edulcorantes.

De capitales norteamericanos, la compañía posee una fábrica en la localidad bonaerense de Zárate donde hasta hace unos meses elaboraba estos productos y en la cual trabajaban alrededor de 80 personas.

La decisión de cerrar las puertas de esta fábrica se debe a un problema de categorización de sus empleados. Actualmente se encuentran afiliados al sindicato de químicos y petroquímicos y la empresa pretendía que se encuadraran dentro del sindicato de la alimentación. Este cambio significaría un importante ahorro en la incidencia del costo laboral en la producción de Merisant ya que los trabajadores químicos ganan tres veces más que los alimenticios.

En octubre, y luego de no haber arribado a ningún acuerdo con el gremio químico, Merisant presentó un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo mediante el cual inició el proceso de cierre de su establecimiento fabril y el despido de todo el personal.

Según comentó Miguel Bietti, director de Recursos Humanos de Merisant, a El Cronista, el mal encuadramiento de su personal tornó inviable la ecuación productiva. "Estamos pagando sueldos tres veces mayores a los que paga la competencia y tenemos precios casi similares. Y la incidencia del costo laboral teniendo salarios del gremio de los químicos es cinco veces mayor a si fueran de la alimentación", explicó.

Recordó que se trata de un conflicto que data de 2006, y aclaró que si bien la fábrica de Zárate deja de funcionar, "Merisant sigue apostando a invertir en el país y nuestras marcas serán producidas por empresas locales con las cuales ya veníamos trabajando".

En cuanto al personal, sostuvo que 33 trabajadores ya acordaron sus despidos y otros 21 se encuentran en conciliación obligatoria. También aseguró que Merisant continuará con una dotación menor de 25 empleados administrativos, comerciales y dedicados a analizar si las empresas que se harán cargo de la producción de sus edulcorantes cumplen con los requisitos y normas de calidad establecidos por la compañía.

Actualmente, Merisant es líder del mercado de endulzantes local. Muerde el 33% del market share de un negocio que anualmente factura u$s 85 millones, según los últimos datos de la consultora Nielsen. Segunda es la firma local La Cumbre de San Luis, que fabrica Hyleret. Y también participa, en menor medida, Si Diet.

Voceros del Sindicato de los Químicos manifestaron que el gremio se encuentra en estado de alerta y movilización, que no tienen diálogo con la compañía y que esperan que el conflicto sea resuelto por el Ministerio de

Trabajo para que se traslade la resolución del conflicto al ámbito de la provincia. "En momentos en que el Gobierno reclama inversiones a las empresas extranjeras, Merisant decide irse y dejar al personal sin trabajo", advirtieron voceros del gremio, quienes agregaron que "los mantenemos en estado de alerta y movilización porque aceptamos las excusas de la empresa de que se van por baja rentabilidad".

Fuente: Andrés Sanguinetti - El Cronista

Comentarios