San Rafael
Martes 16 de Agosto de 2016

La prisión preventiva se decidirá en audiencia oral y con presencia de la víctima

El nuevo procedimiento se aplicará desde el próximo mes en los tribunales locales. Se acondicionarán tres salas. El juez escuchará a las partes y decidirá en el momento si el detenido va a la cárcel o es liberado. Se busca celeridad.

A partir del 1 de setiembre se implementarán las audiencias orales para que los jueces de instrucción decidan en el momento si una persona que recientemente ha sido detenida es enviada a la cárcel o liberada.
El objetivo es acelerar este trámite inicial de las causas penales (que se venía realizando en forma escrita), especialmente después de que se endurecieron las prisiones preventivas para evitar la denominada “puerta giratoria” de los delincuentes. Además, podrá resolver varios casos en una mañana.
La Suprema Corte de Justicia ordenó su aplicación en toda la provincia a partir de esa fecha mediante la Acordada 27.389 y para lo cual en los Tribunales de San Rafael se acondicionarán tres salas.
Arquitectos del máximo tribunal visitaron el jueves el edificio para observar los lugares y definir las reformas edilicias y la instalación de sistemas de audio y filmación con los que se grabarán las audiencias.
Uno de los espacios físicos será la “sala que utiliza el Primer Juzgado Correccional y el Quinto Juzgado Civil situado en el primer piso, que se usará en los horarios que estén desocupados. La otra sala que se acondicionaría a tal efecto es la que utiliza la Primera Cámara del Trabajo para sus debates (ubicada en el primer piso frente a la librería y la escalera), en las horas que estén vacantes. Además se crearía una nueva sala acondicionando el despacho de la jueza del Primer Juzgado de Instrucción”, enumeró a UNO San Rafael el juez Darío Bermejo, delegado local de la Suprema Corte de Justicia.
Es que el flamante procedimiento, sancionado por la Legislatura a inicios de junio pasado, establece que el juez de instrucción deberá convocar a una audiencia oral dentro de los dos días de haber sido arrestada una persona por un delito (un robo, asalto, agresión con arma, homicidio u otros) y citar al detenido, su abogado defensor, el fiscal del caso e inclusive a la víctima (si es que desea participar) o en su reemplazo un abogado que la represente (querellante).
En esa reunión escuchará los argumentos de cada uno en forma breve (algo similar a lo que observa en las películas estadounidenses y que también se aplica en Chile) y decidirá en el momento y en forma oral si el detenido espera en prisión o en libertad el desarrollo de su causa hasta el juicio. Con este acto las partes quedarán notificadas. El magistrado también podrá imponer fianzas o prisión domiciliaria.
Después el juez deberá en el mismo día volcar en un escrito su decisión, los datos del imputado, el resumen de la acusación, los argumentos de su fallo y la calificación legal (el delito que se le acusa al imputado), todo en forma breve.
Su decisión podrá ser apelada por alguna de las partes en otra audiencia a fijarse dentro de cinco días posteriores a que se informe a la cámara de apelación. El audio de la audiencia inicial se podrá usar en esa apelación.
Las víctimas podrán dar su opinión
En la audiencia oral donde se decidirá si a un detenido se le dicta la prisión preventiva o la excarcelación podrá participar la víctima del delito, ya sea en forma personal o a través de un abogado que la represente (querellante particular), para dar su punto de vista al juez.
Según el procedimiento introducido en la reforma del artículo 294 del Código Procesal Penal (CPP) de Mendoza, la víctima hablará después del fiscal y del defensor y antes del imputado.
Pero “en caso que la presencia simultánea del imputado y la víctima en la sala resulte inconveniente o que pueda implicar algún riesgo o perjuicio sobre el estado emocional de ésta, el juez, a pedido de la víctima, podrá determinar el alejamiento temporal del imputado y, luego de ser escuchada, ordenará su reingreso haciéndole conocer lo manifestado por aquella”, indica uno de los párrafos del nuevo artículo 294.
Reiterancia
El 1 de junio la Legislatura sancionó la reforma del Código Procesal Penal que limita las prisiones preventivas, especialmente cuando el acusado tiene varias causas pendientes, lo que anula la “puerta giratoria”.
Límites
En esta modificación también se impuso límites a la duración de la prisión preventiva para “apurar” al juez a dictar sentencia, que se puede estirar en ciertos casos.
José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios