Economía
Jueves 04 de Febrero de 2016

La producción automotriz se desplomó 30,6 por ciento en enero

Industria. Los datos corresponden a la comparación con  igual mes de 2015. Las exportaciones bajaron 49 por ciento y las ventas internas subieron 46,3 por ciento.

La industria automotriz tuvo un preocupante comienzo de año. La producción de vehículos cayó en enero 30,6 por ciento respecto de igual mes de 2015 y 49,5 por ciento en relación a diciembre, según informó ayer la Asociación de Fábricas de Automóviles (Adefa).
  Los datos difundidos por Adefa —que agrupa a las terminales locales— revelaron que en enero las exportaciones llegaron a apenas 3.888 vehículos, con una baja del 49% respecto del desempeño de enero de 2015 y 64,5% con relación a diciembre.
  En cuanto a las ventas al mercado interno, el sector comercializó 49.935 unidades, volumen que se ubicó 46,3% arriba respecto de enero del 2015 y 27,6% sobre la comparación con diciembre.
  En enero la producción nacional de vehículos fue de 17.785 unidades, un 30,6 % menos respecto del mismo mes del año pasado y 49,5 % menos respecto de diciembre.
  “En el primer mes del año prácticamente el total de las asociadas (10 de 11) implementaron el habitual receso de producción estival programado, el cual permitió a varias de las terminales avanzar en la ejecución de los planes de inversión, en las mejoras y mantenimiento de las líneas y procesos de producción”, explicó la entidad.
  En su informe, la entidad indicó que el volumen en enero estuvo condicionado por las paradas programadas de planta y la menor cantidad de días hábiles de producción, pero también por la caída del 38,8 % que registró el mercado de Brasil en ese mes.

Mirar hacia afuera. Al respecto, Enrique Alemañy, presidente de la Adefa sostuvo que el resultado “dejó nuevamente de manifiesto la necesidad de intensificar los esfuerzos y trabajo en conjunto con las autoridades para desarrollar nuevos mercados de exportación”.
  “Con solo los datos de mercado de enero, y considerando las paradas de plantas y estacionalidad, es prematuro realizar una proyección para 2016”, sostuvo el directivo.
  Por otra parte, aclaró que “para hacer un análisis preciso respecto del comportamiento esperado para el transcurso del año es necesario aguardar al cierre del primer trimestre”.
  Destacó que “las medidas que se pusieron en marcha, tales como las alternativas para hacer frente a la deuda comercial, el acceso al mercado de cambios para los nuevos flujos comerciales, la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales y la modificación del impuesto interno, son señales que alientan a continuar trabajando en pos de una agenda de mediano y largo plazo enfocada en concretar la puesta en marcha de una política industrial sustentable en el tiempo”.

Comentarios