Más noticias
Sábado 14 de Noviembre de 2015

La protección de datos, un reto en la era digital

La protección total de datos es un desafío casi quimérico en la era digital, donde a veces los usuarios no son conscientes de su verdadera indefensión, coincidieron hoy expertos de varios países en el foro Outsource2LAC, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
"Las expectativas de privacidad son verdaderamente mínimas", en parte porque "las personas están desconectadas de las realidades que está introduciendo la tecnología", afirmó el estadounidense Robert Wilkinson, que tiene una experiencia de treinta años en Citigroup, en áreas de seguridad de la información.
Wilkinson participó en el debate "La seguridad en el entorno digital global", en el que intervinieron también el mexicano Enrique Cortés, director general de Luxoft México, y el ecuatoriano Luis Loaiza, cofundador de Criptext.
La discusión tuvo lugar en la segunda jornada de la quinta edición de Outsource2LAC, celebrada en la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste).
El encuentro es el principal foro de outsourcing (tercerización) y offshoring (ubicación de negocios y servicios en otros países) de la región.
En opinión de Wilkinson, "si bien la tecnología del 'internet de las cosas' (la interconexión digital con objetos cotidianos) contempla herramientas de negocio muy útiles, lo que la gente no entiende es cuáles son las implicaciones que vienen con su uso".
"Cada vez va a ser más difícil ocultarse, lo que uno acceda en cualquier dispositivo ya sea que uno se dé cuenta o no, se almacena en alguna parte por siempre jamás", remarcó.
Además, frente al tan discutido "derecho al olvido", Wilkinson lo tiene claro: "Es sumamente difícil que alguien pudiera eventualmente desaparecer".
Luis Loaiza, cofundador de Criptext, que se presenta como una de las pocas empresas de mensajería instantánea seguras en Latinoamérica, ve ese propósito "complicado y casi imposible porque cada vez que uno se conecta empieza a dar información, desde dónde estás ubicado hasta todo".
"La mayoría de la gente cuando nos conectamos a internet tenemos un identificador 'router' y desde ese momento muchos de estos aparatos, que van como una especie de 'podcast' de contenido hacia el internet, almacenan cierto 'caché', cierta 'data' y esa 'data' no sabemos quién la está guardando", coincide.
Según Loaiza, inventor de un sistema que le permite a los usuarios retractarse de un correo enviado eliminándolo de forma remota, "la encriptación sirve de alguna manera como un mecanismo para que esa 'data' no sea leída por cualquiera; sin embargo, no hay un sistema 100 % seguro".
"Lo único que puede hacer una compañía es poner capas de seguridad por sobre de las que ya existen para que sea mucho más difícil que un 'hacker' intervenga", puntualiza.
Enrique Cortés alertó también de la falta de protección de datos en la nube, donde la única manera de lograr cierta seguridad es contratando los servicios más caros.
Cortés ahonda en los riesgos que presentan terrenos nuevos como el de las computadoras de los vehículos, que están conectadas a la red, como casi todo actualmente.
"Remotamente desde 500 kilómetros tu puedes 'hackear' un auto hoy y manipular el motor, la dirección, el sistema de seguridad. ¿Es fácil? No, es difícil, aunque no tanto. No es por espantarlos pero hay un problema de seguridad", advirtió.
Para Cortés, con 20 años de experiencia en el sector en países como Filipinas, la India y el Reino Unido, "hay un reto de nuevas tecnologías de sistemas inteligentes, datos masivos que están regados por todo el mundo y no sabemos ni dónde".
El debate, moderado por el director de la Agencia Efe en México, Raúl Cortés, dejó en evidencia que nadie está a salvo del problema.
"Pensamos en compañías como Facebook y Google y la razón por la que te dan todo gratis es porque tú eres el producto, la información que tú subes es el producto que a ellos les permite ganar dinero", reflexionó Wlkinson.
Según el especialista estadounidense, "no se habla lo suficiente de cómo la gente queda expuesta y no se ha hecho lo suficiente para proteger la información, y esto seguirá siendo un problema conforme avancemos en este camino"
Fuente: EFE

Comentarios