Deportes
Lunes 04 de Abril de 2016

La racha negativa que preocupa al mundo riverplatense

El DT Marcelo Gallardo está sumido en una honda preocupación porque no avizora una mejoría en el futuro inmediato.

River Plate en 10 partidos, sumando amistosos, desde enero y torneo de AFAno conoció la victoria, y el técnico Marcelo Gallardo está sumido en una honda preocupación porque no avizora una mejoría en el futuro inmediato, ya que quedó muy lejos el millonario en el torneo local que clasifica a cuatro de los cinco representantes argentinos para la Libertadores 2017 y tampoco tiene seguro su pasaporte a los octavos de final de la actual edición 2016 de ese certamen.

River cayó ante Independiente en Mar del Plata; Belgrano en Córdoba; Godoy Cruz en Nuñez, y no pudo revertir con Colón, en Santa Fe y Patronato, en Paraná, otras dos caídas.

En el camino empató con San Pablo, por Copa Libertadores en Núñez; Boca y Banfield, los dos en el Monumental. Sacó un empate en La Paz ante The Strongest y venció al Rojo en River. Uno a cero con gol de Lucas Alario en jugada personal.

En la última semana resultó goleado en el amistoso con Peñarol, en Montevideo, por 4 a 1, y cayó en Paraná con Patronato -casi le arruina el ascenso en junio 2012- en otra derrota inesperada.

El equipo de Gallardo repite fallas atrás y carece de eficacia. Adelante, Andrés D´Alessandro es sólo destellos, Lo mismo "Lucho" González, llegado en el semestre anterior, y tampoco como Luis se afirma el uruguayo Iván Alonso adelante.

Gallardo no oculta desazón. "No era lo que esperábamos", dice el "Muñeco", ahora enojado. "No culpo a los árbitros, pero la sanción del penal -el primer gol de Patronato- pareció un fallo raro", sostuvo.

River no pudo resolver las ausencias de Ramiro Funes Mori y Ariel Rojas. Por el zurdo que Gerardo Martino hizo titular en la selección jugaron Eder Alvarez Balanta, también Emanuel Mammana y Leandro Vega. Pero no es lo mismo.

Las llegadas de Gonzalo Martínez, Nicolás Bertolo, Tabaré Viudez alternando posiciones y con perfiles distintos, no resolvieron las ausencias del zurdo Rojas ni tampoco la del uruguayo Carlos Sánchez.

Curiosamente, Augusto Solari, suplente de Sánchez dos años, ahora es figura y goleador en Estudiantes de La Plata haciendo algo parecido, "mitad" mediocampista por derecha y "mitad" atacante que llega al fondo. Hace goles y "asiste" al resto.

Por ahora, Nicolás Domingo, en su tercer regreso a River, esta vez para reemplazar a Matías Kranevitter, es el que mejor rindió de los llegados. River da ventajas en el planteo. Las líneas están separadas y no hay relevos.

Entre 2014 y 2015 River estiró una racha de 31 fechas sin perder y obtuvo cinco títulos. Ganó con Ramón Díaz el torneo de AFA y los internacionales que incluían Sudamericana y Copa Libertadores. Todo parece lejano.

La dirigencia tampoco se destacó en casos como los del arquero Leandro Chichizola, Ariel Rojas o Carlos Sánchez, como no lo hizo con Marcelo Barovero y Leonel Vangioni, todos futbolistas que, oportunamente, no renovaron sus contratos los tres primeros y que se irán en junio los dos últimos.

Comentarios