Más noticias
Viernes 13 de Febrero de 2015

La reina de Malargüe y su familia desde hace años disfrutan de la tradición de la Vendimia

Junto con su familia, Celeste Alejandra Bravo asistió a la Fiesta Nacional. Disfruta de  esta tradición, y en particular  del Carrusel y la Vía Blanca. 

Por Carina Luz Pérez

perez.carina@diariouno.net.ar

En sus gestos, en su voz y su mirada, la reina de Malargüe, Celeste Bravo (21), transmite serenidad. Y si es elegida para llevar el cetro nacional durante este año, quiere procurar equilibrio entre posiciones tan disímiles como los impulsores de la minería y aquellos que la combaten.

Puede que lo consiga, porque en todas sus respuestas demuestra mucho sentido común,  algo  propio de las mujeres bellas por fuera y por dentro.  

“Yo creo que la mayoría de los mendocinos no está bien informado sobre la minería. Se escuchan tantas opiniones que muchas veces la gente toma posición por eso que escucha, pero no estudia, ni analiza por sí misma el tema”, explica Celeste.

Agrega de inmediato que si fuera reina nacional “me encargaría de lograr un equilibrio, de buscar consensos para terminar con tanta discordia”.

Desde su Malargüe ha concurrido desde muy chica a la Fiesta Nacional porque toda la familia Bravo disfruta de  esta tradición, en particular  del Carrusel y la Vía Blanca. Y Celeste junto con su mamá, Alicia, no se pierden ningún Acto Central.

Dice no poder imaginarse como reina nacional, ahora “sí puedo imaginarme el anfiteatro colmado, la fiesta y yo desde el otro lado, mirando todo, pero nada más”, dice mientras deja traslucir una suave sonrisa.

Es que entre tantas candidatas hermosas, todas las reinas departamentales pueden ser coronadas y este hecho no escapa a la observación de Celeste.

De todos modos explica que una reina nacional debe tener un conjunto de virtudes. “La belleza es un componente importante, pero es tan válido como una buena educación, saber llegar a la gente, ser simpática, sencilla”.

Al igual que sus compañeras de Maipú y Junín, Celeste está preocupada y ocupada por el cuidado de los animales domésticos. Y reclama que existan más campañas por la tenencia responsable, incluyendo la castración de perros y gatos.

Si tuviera que elegir un momento de su vida cotidiana, elige ese que puede compartir con su hermana mayor, Noelia, quien está casada ya. 

“Todos los días cuando me levanto le mando un mensaje a ella para que venga a tomar la leche a mi casa, ella vive a dos cuadras. Luego planificamos qué vamos a hacer, si vamos a comprar alguna artesanía, nos encanta pasar tiempo juntas” comenta.

Con amigos, en familia o con su novio, el aire libre es su paseo favorito y puede pasar horas charlando.

Así, de esa tranquilidad de pueblo, llegó esta malargüina que puede muy bien representar a Mendoza.

Y si se le pregunta cómo se lleva con la exposición que implica ser reina, simplemente cuenta que lo ha “tomado con mucha tranquilidad. Hasta ahora los medios, el público, la gente que he conocido en todos estos días me ha hecho sentir muy bien, sobre todo me sorprende cómo te apoya la gente”, indica.

  • Protege  animales. En su casa viven siete gatos,  4 perros,  1 cobayo, 4 patitos y una tortuga. Suele solidarizarse con los animales abandonados en la vía pública. Dice que todos deberían ser más responsables en este tema.
  • Música nacional. En particular el rock y pop son sus estilos preferidos. Le gust salir en grupo para ir a bailar y, sobre todo, compartir mates al aire libre.

Perfil de Celeste Alejandra Bravo Reina de Malargüe 

Edad  22 años
Nació  4 de febrero de 1993
Distrito  Las Leñas
Familia  mamá, Alicia; papá, Raúl, hermana mayor, Noelia.
Tiempo libre
Es fanática de las artesanías y del decoupage y nadar e ir de paseo al río con amigos. También le encanta las mascotas.
Estudios

Cursa el tercer año de Licenciatura en Nutrición.

Comentarios