San Rafael
Jueves 05 de Noviembre de 2015

La sanrafaelina que fue abuela con 29 años

El abuelazgo de Lucía Desirée Pastenez (29) comienza a entenderse cuando ella cuenta su propia historia de maternidad, que comenzó allá por el 2001.

Pese a que en los diccionarios –y también en las definiciones sociales– “abuela” aparezca como sinónimo de anciana, los continuos embarazos adolescentes cada vez atentan contra estas categorías. Una sanrafaelina de sólo 29 años fue recientemente abuela y el caso revolucionó al departamento sureño.
El abuelazgo de Lucía Desirée Pastenez (29) comienza a entenderse cuando ella cuenta su propia historia de maternidad, que comenzó allá por el 2001.
“Yo tenía 15 años cuando tuve a mi primer hijo, Agustín, que ahora es papá. Me costó ser mamá, como a todo el mundo, un poco más porque era muy joven y nadie nos quería dar trabajo, nos salvamos como muchos gracias al trueque que en aquel momento surgía”, le contó la joven abuela a una radio de Casilda, en Santa Fe. 
La mendocina, que también es madre de otros tres hijos, tuvo a la última hace sólo dos años, y ahora la vida la sorprendió con el nacimiento de su pequeño nieto. 
Como era de esperar, la noticia de que su hijo Agustín Baeza había sido padre con tan sólo 14 años generó cuantiosos debates en la sociedad sanrafaelina que se trasladaron a las redes sociales. 
“Mi hijo se puso de novio con una chica que vive acá a 4 cuadras, y cuando todo esto se supo en las redes sociales empezaron a cuestionarme sobre cómo no los aconsejé, cómo no les dije. Yo lo que les respondía era que siempre les hablé, pero a los hijos uno puede darles los consejos, pero está en ellos tomarlos o no”, argumentó la mujer, quien dijo sentirse orgullosa de su hijo: “Porque si bien él fue padre muy chiquito, afrontó todo desde el principio y se hizo cargo de ese niño, algo que muchos padres más grandes no hacen hoy en día”.
Sobre el futuro de su nieto, la mujer señaló que el bebé esta viviendo con su madre, Romina Ríos, de 15 años, ya que los flamantes padres decidieron no convivir, sino quedarse cada uno con su familia de origen. 
“Mi hijo va a seguir estudiando, tiene muy buenas calificaciones, y por lo tanto yo lo voy a seguir apoyando para que continúe. Yo le dije que sus sueños se van a postergar, pero los va a poder cumplir”, dijo Lucía, que es hermana de Yésica Rocío Pastenez, la joven de 22 años que murió al ser encerrada en su moto por una camioneta al mando de un hombre que giró en "U" en avenida Balloffet al 2100 el 16 de octubre de 2014.
Por Rosana Villegas
villegas.rosana@diariouno.net.ar
Fuente: Uno Mza

Comentarios