Zona sur
Domingo 06 de Marzo de 2016

La tormenta afectó a 17 mil hectáreas en Alvear

Cinco mil hectáreas estaban en producción. El fenómeno climático se produjo el lunes 29 de febrero por la noche. Asistirán a los productores con fungicidas para paliar la situación.

Después de la tormenta que azotó a General Alvear el lunes 29 de febrero por la noche, una vieja frase comenzó a escucharse con fuerza: “Hay que pasar el invierno”.
El fenómeno climático no sólo causó pérdida de producción sino que además dejó seriamente comprometido el futuro de la temporada siguiente, porque además del perjuicio en la hoja y el fruto, dañó casi de muerte a las plantas. 
Como primera medida, durante la semana que comienza está prevista la entrega de fungicidas para evitar la propagación de enfermedades. El intendente Walther Marcolini se reunió con Alfredo Cornejo el miércoles pasado y acordó esa ayuda de la provincia en lo inmediato.
Sin embargo, desde la comuna están más enfocados en los meses siguientes.
Las gestiones están apuntadas a conseguir un mínimo de sustento (con planes de asistencia nacionales) para que los agricultores puedan subsistir durante el periodo invernal y luego retomen la tarea para volver a poner las fincas de pie.
Las cifras
La tormenta del lunes llegó con ráfagas de viento de 80 kilómetros por hora, precipitó 60 milímetros de agua, de los cuales 50 mm cayeron en 35 minutos y estuvo acompañada por abundante caída de granizo.
Tuvo un frente de 8 kilómetros y se extendió a lo largo de 17 kilómetros. Esa franja fue suficiente para afectar 17.000 hectáreas. Del total, 5.000 corresponden a hectáreas cultivadas con daños en su mayoría del 100%.
Fueron unos 500 los productores damnificados. El resto de la zona afectada se divide en el área urbana y suburbana tanto de la villa cabecera como los distritos (el que sufrió las peores consecuencias fue Colonia Alvear Oeste) y una porción es de sectores incultos.   
Con la baja rentabilidad del sector agrícola, la tormenta llegó en el peor momento. Tras la crisis de precios del damasco y el durazno, la ciruela que estaba comenzando a cosecharse y la vid se presentaban como la esperanza para salvar el año.
Ambos cultivos más el membrillo, algo de melones y las hortalizas, entre otros, literalmente se perdieron.
“El daño directo es en la producción y el indirecto es en la merma que avizoramos habrá para la temporada que viene por el daño estructural en la planta”, dijo Raúl Martínez, director de Agricultura de la Municipalidad.
“Hay zonas en que las plantas quedaron como si fuera invierno. Además, en la uva, en un año que se esperaba que recuperase terreno con el precio por la poca producción en general, la que no quedó inservible, la defoliación que sufrió hará que no pueda seguir aumentando en grados, con lo cual disminuye la calidad”, añadió el ingeniero agrónomo Leandro Silvestre.  
De acuerdo al técnico de la Dirección de Agricultura, “ahora lo único que queda es realizar el tratamiento fitosanitario para salvar las plantas”.
Censo Agropecuario
En el RUT figuran 2.023 productores en Alvear pero está desactualizado, por eso desde la comuna están organizando un censo agrario para obtener datos certeros.
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios