Más noticias
Jueves 29 de Diciembre de 2011

La torta de boda de William y Kate fue casi un secreto de Estado

El chef que la hizo, en abril, recién ahora pudo contar algunos secretos vinculados al pastel real. En realidad, se prepararon dos, que viajaron en coches diferentes. Pero antes, se hicieron seis diseños. Finalmente, la Reina Isabel II lo tuvo que probar para darle el OK.

Desde abril, cuando el príncipe William y Kate Middleton se casaron, ha habido un rotundo secreto sobre la torta nupcial que la duquesa de Cambridge encargó como sorpresa para el que sería su marido. Ahora, meses después, ese secreto tan celosamente guardado quedó al descubierto.

Al parecer, la duquesa encargó una tarta alternativa a la de frutas que aparecía en el menú de boda, todo para sorprender a su querido William. Un pastel de chocolate con 1.700 pastas de té, las favoritas del hijo mayor del príncipe Carlos y Lady Di.

Barry Colenso fue el creador de tan real encargo, y por fin ha podido hablar abiertamente de su obra maestra. El pastelero reveló a The Telegraph que tuvo que realizar dos pasteles que viajaron en dos coches diferentes, por si uno de ellos sufría algún accidente. Comenta también que, antes del pastel final, tuvo que realizar seis diseños…

Tras contar con otros chef y chocolateros famos del Reino Unido, que dieron su toque al pastel final, dicha torta tuvo que ser aprobada por el Palacio de Buckingham. Para ello, fue la propia Reina Isabel II quien probó el pastel personalmente y quedo encantadísima.

A partir de ese momento, el creador del pastel de bodas más secreto cuenta que todo fue muy frenético. “La receta es un secreto estricto, está en mi cabeza y ni siquiera lo tengo escrito en ningún sitio, pero sí puedo decir que contiene 1.700 pastas de té”, cuenta Colenso.

 

 Fuente: Antena3

Comentarios