Deportes
Jueves 20 de Agosto de 2015

La trama secreta que logró el consenso en AFA

Este martes fue un día clave en la vida política e institucional de la Asociación del Fútbol Argentino dónde Marcelo Tinelli fue habilitado como candidato a presidente. Conocé los detalles. 

Una gran cantidad de llamadas telefónicas que comenzaron este martes al mediodía, el rol clave del presidente de San Lorenzo Matías Lammens, la intromisión de la Política Nacional y la estrategia de Claudio "Chiqui" Tapia para no quedar debilitado por una votación que perdía fueron las vedettes de la jornada en la que Marcelo Tinelli quedó habilitado como candidato en las elecciones de AFA.
"Qué hacemos para frenar este quilombo que se viene". La frase de Santiago Carreras, senador de la Provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, para con uno de los principales dirigentes del fútbol argentino motorizó el primer paso de lo que más tarde terminaría derivado en el consenso.
Este miembro de La Cámpora -el de mayor llegada a la cúpula de AFA por participar en un sinfín de negociaciones por el Fútbol Para Todos y por los cambios de torneos constantes- le trasladó su preocupación a uno de hombres más cercanos a Tapia, presidente de Barracas Central y referente del Ascenso, para intentar frenar algo que a ningún gobierno le conviene: que no haya paz en el fútbol.
Ni lerdo ni perezoso, esta persona que también tiene llegada al Tinellismo se comunicó con Lammens para trasladarle la idea de hacer la paz y no la guerra.
El presidente de San Lorenzo recibió prometió dar una respuesta después de reunirse con el empresario y conductor en el cónclave que, junto a otros directivos afines a su candidatura, se realizó desde las 15 en el Hotel Panamericano.
Consciente que si iba a votación en el Comité Ejecutivo perdía, Tapia se terminó que no le convenía hacerle la guerra a Tinelli tal como pensó sino que lo mejor era unirse para evitar que su imagen no quedara debilitada y que pierda el papel importante que significa ser el máximo referente del Ascenso, con una gran cantidad de votos en la Asamblea que definirá al próximo presidente de AFA, el 1 de marzo de 2016.
Mientras, Lammens logró el visto bueno del vicepresidente de San Lorenzo para el mentado consenso y, ante una gran cantidad de medios que esperaba en el Hotel Panamericano, se fue caminando rumbo a Viamonte 1366 para darle una respuesta positiva a Tapia sin que la guardia periodística sospechara nada.
Al llegar, se juntó con Tapia, Luis Fernando Segura (su padre no estuvo porque se recupera de una operación ya programada) y el asesor letrado Mario Schomoisman, quien explicó cómo se iba a extender el mandato del actual presidente de AFA y otros aspectos legales.
El resto de la historia es la ya conocida: Tinelli quedó habilitado tal como él pretendía, ocupará la vicepresidencia tercera de la casa madre del fútbol argentino y compartirá la llamada mesa chica junto a Segura padre, Rodolfo D Onofrio y el propio Tapia, quien siete días atrás había dicho que no quería un presidente que se pintara los labios, aunque ahora haya decidido unir fuerzas y dejar eso "en el pasado" tal como declaró junto a Lammens en una improvisada rueda de prensa.

Fuente: Diario UNO Mendoza

Comentarios