Política
Domingo 13 de Noviembre de 2011

La UCR le declaró la guerra al PJ en el Senado por el tratamiento sobre tablas de la Ley de Discapacidad

Los radicales no se bancaron que el oficialismo, con influencia de Ciurca, acordara con Racconto que el proyecto con media sanción de Diputados se vote el martes en la Cámara Alta. Amenza para la futura convivencia

Por Javier Polvani

En la previa al ingreso de los candidatos electos el 23 de octubre para el Senado, estalló una pelea por el tratamiento de la Ley de Discapacidad que condicionará la relación futura entre el oficialismo y el radicalismo, que se mantendrá como el principal bloque de oposición. Para los radicales, la decisión del peronismo -consensuada directamente con el vicegobernador electo Carlos Ciurca- de someter a votación este martes la media sanción otorgada la semana pasada por Diputados de la adhesión provincial a la Ley Nacional de Discapacidad rompió un código de la actividad legislativa, que implica consultar con todos los bloques antes de imponer el tratamiento de un tema en una sesión ordinaria.

El vice electo fue el encargado de confirmar que el Senado tratará sobre tablas el proyecto este martes en la sesión ordinaria de la Cámara Alta. Contó que así lo acordó el viernes en una reunión con Cristian Racconto, vicegobernador hasta el 9 de diciembre, y Miriam Gallardo, justicialista a cargo de la Presidencia Provicional del Senado. Que la cuestión se haya resuelto en ese cónclave y que el resto del arco político se enterara por los medios de la decisión, hizo estallar al radicalismo.

Desde la bancada de la oposición en la Cámara Alta, se calificó como "una desagradable sorpresa" a la noticia ofrecida por Ciurca respecto a la decisión tomada por las autoridades del cuerpo para tratar sobre tablas el proyecto de discapacidad. La reacción del radicalismo abrió un signo de interrogación sobre el futuro tratamiento en el Senado de la norma que permite la atención de los discapacitados de Mendoza, aunque con la presión que rodea al caso, difícilmente haya oposición en última instancia al sometimiento del proyecto ante el plenario de senadores, el martes.

"Decimos sorpresa desagradable porque esta decisión se habría tomado entre el actual Vicegobernador de la provincia, la Presidenta Provisional del Senado y el Vicegobernador electo, a quien le faltan 30 días para asumir institucionalmente en el cargo para el cual fue electo por la voluntad popular de los vecinos. Así como aplaudimos la voluntad de diálogo inmediata del Gobernador electo teniendo contacto con quienes tienen también responsabilidad de gobernar sin ser de su mismo espacio político, advertimos preocupados al Vicegobernador electo que la agenda legislativa, como él sabe, se coordina con todos los bloques legislativos", hace mención una misiva del titular del bloque radical del Senado, Armando Camerucci, al próximo jefe de la Casa de las Leyes.

"Siendo el principal Bloque de la oposición, nos negamos a que se nos imponga una agenda legislativa, es decir sin previa discusión para la búsqueda de consenso necesario", amenazaron los radicales de cara a la convivencia que se viene desde la asunción de los nuevos senadores y, principalmente, de las nuevas autoridades de la Cámara. 

El papel de Ciurca fue decisivo para que la bancada peronista de Diputados cambiara la postura inicial y terminara motorizando la aprobación en la Cárama Baja de la adhesión a la Ley 24.901. Recién cuando el vicegobernador electo apareció apoyando la adhesión a la norma nacional el bloque oficialista se alineó detrás de esa postura. El miércoles pasado el proyecto obtuvo media sanción por unanimidad en la Cámara Baja y se giró al Senado, adonde en principio no se iba a tratar en la sesión ordinaria de este martes.

El nuevo gobierno de Francisco Paco Pérez y Ciurca pretende que el foco de conflicto que se le abrió al oficialismo por resistir a la aprobación de la Ley de Discapacidad quede definitivamente saldado antes de la asunsión pautada para el 9 de diciembre. Por eso, en la agenda política del vicegobernador electo de la última semana sobresalió con letras en negritas la resolución del conflicto que se generó por la demora del tratamiento de la Ley de Discapacidad. Los diputados aprobaron la norma después de que la discusión rayara el escándalo con la presión decisiva del programa de la televisión porteña Caiga quien caiga.

Comentarios