Más noticias
Lunes 05 de Diciembre de 2011

Las conclusiones del III Congreso Nacional de Discapacidad realizado en Malargüe

Un apoyo unánime cosechó por parte de los especialistas y participantes del III Congreso Nacional de Discapacidad cosechó la decisión del gobierno electo de la provincia de adherir a la ley nacional que ampara los derechos de las personas con capacidades diferentes.  

El congreso que culminó el sábado se realizó en el Centro de Convenciones y Exposiciones Thesaurus de Malargüe, organizado por el Área de Discapacidad de la Secretaría de Desarrollo Humano del municipio.

En coincidencia con la Declaración de la Asamblea de Rehabilitación Internacional se planteó que “la vida humana como tal entraña numerosos riesgos, que pueden dar o no lugar a deficiencias, discapacidad y minusvalía. Algunos de esos riesgos como algunas enfermedades o los desastres naturales resultan inevitables. Otros derivan directamente de los defectos de la sociedad que hemos forjado, como es el caso de los accidentes de tránsito, el consumo de productos no saludables o la falta de un esquema de vacunación”.

Los especialistas insistieron acerca de que la implementación de políticas de Estado preventivas en materia de discapacidad posibilitaría significativos ahorros en el área de salud.

En ese sentido el cubano Orlando Terré Camacho, Presidente de la Asociación Mundial de Educación Especial y Presidente de OMEDI- Organización Mundial de Educación, Estimulación y Desarrollo Infantil, consideró que desde el aspecto del neurodesarrollo infantil “la llegada de un bebe es un acontecimiento, todos soñamos con tener un niño que sea capaz, exitoso, pero muchas veces la vida nos pasa la factura y tenemos familias con niños y niñas con necesidades especiales. De ahí que sea necesario, incluso antes del nacimiento, evaluar  las potencialidades que pueda tener esa creatura en el desarrollo y cómo desde edades muy tempranas se puede incidir para que esas habilidades se puedan acrecentar”.

Agregó que la estimulación temprana ha logrado, mediante ejercicios y modelos de prevención, desarrollar capacidades extraordinarias en cualquier área.

Enfatizó,  “educar es regla de tres. No se puede educar sólo desde la escuela, hay que articular con la familia modelos preventivos de discapacidad”.

Sus palabras fueron reforzadas por la psicóloga brasilera Carla Anaute cuando expresó  “el ser humano se construye a partir de las relaciones, por lo que los padres deben ser conscientes al momento de la concepción de la dedicación y el amor que traer un hijo al mundo conllevan”.

Finalmente, Benito Parés, de la facultad de Educación Elemental y Especial de la Universidad de Cuyo, que el sistema educativo debe preparar docentes para que sean colaboradores de la familia con un hijo discapacitado. Esa colaboración debe traducirse en brindarle herramientas para que sus miembros puedan acompañar el proceso de crecimiento pensando que ese niño tendrá que ser un adulto productivo, vale decir, no dependiente del Estado toda su vida.

 

Comentarios