Primicias
Domingo 25 de Septiembre de 2011

Las confesiones de la primera novia de Marcelo Tinelli

Por primera vez, Alejandra Garayalde habló de su romance con el conductor de ShowMatch. Salieron cinco años, antes de que El Cabezón llegara a la pantalla chica. Lo dejé ir para que triunfe, dijo.

Ni Paula Robles, ni Soledad Aquino, ni Sol Calabró. Mucho menos Coki Ramírez, Larisa Riquelme o Cinthia Fernández. Antes que todas ellas, hubo una mujer que supo conquistar el corazón de Marcelo Tinelli. Se trata de María Alejandra Garayalde, su primera novia y con quien el conductor de ShowMatch salió cinco años.

Su nombre pasó desapercibido durante más de treinta años. Hasta ahora. Fue hace tres semanas cuando Juan Alberto Badía la nombró al aire en su programa de 360TV, donde Marcelo Tinelli fue como invitado.

"Te acordás de la Garayalde, ¡Qué linda mujer!... Era demasiado para vos", le dijo en broma Badía a su amigo. Aquella noche, Alejandra rió por dentro frente al televisor y volvió a recordar una vez más al novio de su primera juventud.

"Estuve muy enamorada, creo que fue el amor de mi vida. Lo quiero mucho. Siempre deseo que sea muy feliz, me río mucho cuando hace payasadas en el programa y me veo muy reflejada en él, en la manera de ver la vida y tomarla con una sonrisa", contó a Diario PERFIL Alejandra desde su casa de Bolívar, la ciudad donde nacieron ella y Marcelo Tinelli.

En 1981 ella se cruzó por primera vez con él: tenía 18 años y por ese entonces era común verla desfilando en algún evento o haciendo de promotora en exposiciones. Fui reina de la Feria de las Naciones, reina de la Cerveza, del Trigo... reina de todo lo que te imagines, dice entre risas Alejandra, quien conoció a Tinelli en la Sociedad Rural de Bolívar, donde ella estaba haciendo una promociones.

Aquel Marcelo tenía 21 años, ya hacía radio y en poco tiempo empezaría con sus columnas deportivas en el programa Badía&Compañía.

No nos habíamos visto nunca, fue como un amor a primera vista -se sincera Alejandara-. El venía caminando y se apareció de golpe enfrente mío. Estaba con un amigo. Yo no era de decir que me gustaba un chico así de primera, ¡pero él me encantó! Charlamos un ratito y después él le preguntó a su amigo por mí.

Fueron claros con Marcelo: Ella no es una chica para salir una vez y nada más. Si andás con Ale, tenés que ponerte de novio. Cuenta que Tinelli no lo dudó. Yo quiero salir con la Garayalde, dijo. Fue entonces que la llamó por teléfono y la invitó a salir. ¡No lo podía creer! Un par de días después les dije a mis amigas que había visto al hombre de mi vida, rememora Alejandra.

Comentarios