Espectáculos
Domingo 25 de Enero de 2015

Las Pelotas rockean en Rivadavia

Germán Daffunchio, líder de la histórica banda de rock que toca el jueves en la previa del Festival Rivadavia Canta al País, habla de todo sin filtros.

Por Oscar Trapé
trape.oscar@diariouno.net.ar

Se sabe que su discurso no tiene filtros a la hora de hablar de ciertos temas candentes. Su mirada –ácida si las hay– penetra siempre sobre lo que tiene en frente para llegar a lo más profundo y así poder alcanzar una luz de esperanza.

Así se muestra Germán Daffunchio, uno de los últimos héroes del rock nacional. El cantante y guitarrista lleva más de 25 años al frente de Las Pelotas, aunque antes fue uno de los pilares de la mítica y seminal agrupación liderada por el recordado Luca Prodan. Pese al largo camino recorrido, el músico en la charla no se cansa de repetir: “Lo mejor que me puede pasar hoy en la vida es subirme al escenario y dejarle lo mejor de mí a la gente”.

Así, frontal, Daffunchio encaró la entrevista con Escenario, en la que hizo hace referencia desde el polémico caso Nisman hasta la forma de moverse del Indio Solari.

El músico llega a Mendoza para cerrar la previa del Festival Rivadavia Canta al País, el próximo jueves. Esa previa inicia mañana con una jornada de cuarteto y cierre ese día.

Los espectáculos tendrán lugar en el Complejo Deportivo Municipal.

–Están de vuelta por Mendoza, pero ahora en el marco de uno de los festivales más importantes de la región...
–Nosotros siempre tenemos como filosofía salir a tocar, sea donde sea, y dejar todo los mejor que tenemos. Entendemos que se trata de compartir un buen momento con la gente. Aunque para mí está buenísimo ir a tocar a Mendoza. Sencillamente eso me pone feliz, sólo saber que me voy a esa ciudad (risas).

–Vinieron a presentar a fines del año pasado “5x5”, a su vez mostraron a más no poder “Cerca de las nubes”, el disco anterior. ¿Se un disco nuevo?
–Justamente ahora nos vamos a juntar la semana que viene para ver ese tema, porque nuestra idea es sacar este año un disco nuevo sí o sí. Nosotros no nos imaginábamos que es lo que podía llegar a suceder de todo lo que sucedió con Cerca de las Nubes y luego con 5x5. Con el paso de los años aprendí que lo más importante es lo que estás haciendo ahora, el trabajo que llevás adelante con tus compañeros. Luego, lo que suceda con el resultado más adelante no depende mucho de uno. Yo me concentro en el trabajo de hoy. Luego si un disco tiene más repercusión que otro eso nosotros no lo pensamos. Mi experiencia me dice que vos podés pensar cómo puede llegar a ser tu futuro, pero la vida siempre te tiene preparado algo distinto.

–¿Cómo observás todo lo que está sucediendo en la Argentina?
–Quizá como músico tengo la suerte de conocer mí país como lo conocen muy pocos políticos, porque estoy recorriendo de manera permanente pueblos o lugares a lo que no va nadie. Todo eso es muy aleccionador. Siempre digo que hay muchos que no saben que existe otra Argentina. Y la verdad que si te digo todo lo que pienso de la actualidad del país estaría en problemas serios (risas).

–Pero seguro tenés algo para decir...
–Estoy convencido que la gente no sabe qué puta pasa. La verdad de lo que está pasando nadie lo sabe. Este es un país que se caracteriza por el poco interés de la gente por saber qué es lo que pasa. Particularmente siento que estamos llegando a un límite, porque uno se puede preguntar hasta cuándo vamos a vivir las mismas cosas. Es todo como una rueda, hacemos un recorrido y volvemos a caer en lo mismo. A mí no me termina nunca de sorprender como el pueblo argentino se la termina bancando, se la come siempre doblada. Me da una impresión profunda la falta de reacción que hay en la gente de todo lo que está pasando, que realmente es grave. Aparte, siento que si vos decís algo que realmente sientas, que es lo que no quieren escuchar ciertas personas, ponés en peligro tu vida. Para mí es así y no está bueno para nada.

–¿Es tan grave?
–A los que están en los círculos de poder en las provincias argentinas lo que menos les importa es informar a la gente. Tampoco les importa que la gente se eduque y tenga salud. Es todo chamuyo. La realidad que ven mis ojos es otra y eso pasa desde siempre. La otra vez estuve en Catamarca y me tiraron un dato interesantísimo. Se trata de que todos los que declararon y dieron su testimonio en el caso María Soledad están muertos. La gravedad institucional viene desde hace mucho tiempo.

–¿Cómo hacés para no cansarte y seguir adelante luego de tantos años viendo este panorama?
–Es la vida y la pasión que me llevan a ser como soy. Tengo la certeza de que la vida es muy corta y que hay que dejar lo mejor de uno a cada momento. No hay nada mejor que si vos generás algo trabajando y luchando para que eso se mantenga de la mejor manera. Cuando pasa eso te podés quedar tranquilo que estás haciendo algo bien. Aparte, tengo la satisfacción de decir lo que pienso más allá de la moda. Cada vez que me subo al escenario siento que es una oportunidad única de compartir con la gente ese momento irrepetible. Nosotros no somos como el Indio Solari que toca una vez por año y se va a vivir a Nueva York, estamos lejos de eso. A nosotros nos gusta tocar para la gente, no estamos pensando el negocio.

–Eso te acerca más a la realidad...
–Sí, es verdad. Pero también podés ser el rey de los pelotudos. A nosotros lo que nos salva es haber tocado durante tantos años. Pero todo lo que consume la gente es basura, todo lo que hay se trata de la depilación y la crema de enjuague. Después no busqués lo verdadero, lo que vale la pena.
–¿Qué te produce todo eso cuando lo ves?
–Me da mucha tristeza, porque veo a los grupo de poder entreteniendo a la gente con boludeces. Y lo único que hacen es crear máquinas consumidoras que lo único que terminan haciendo es pensar en cómo poder pagar la tarjeta de crédito todo los meses. No te va a hacer más importante o más grande tener un buen teléfono celular o subir a la red la pizza rellena que te comiste. Pero lo peor es que han convencido a la gente de que eso es importante y lo único que hacen es mantener tu vida entretenida, nada más que eso. Todo está diseñado para alejarte de la realidad y que no te termines haciendo cargo de nada.

–Volviendo a lo musical, cuándo estimás que el nuevo disco estará listo...
–Dependerá mucho de los encuentros que tengamos de acá a marzo. Estamos viendo muchas variables, pero la idea es tenerlo este año. Ahora estamos viendo si el Indio Solari nos lleva a Nueva York a grabar con él (risas).

La previa
Lunes

  • Pelusa
  • La Barra
  • Ulises Bueno
  • El Apache Ness
  • Rocío Quiroz
  • Entradas: $100 y menores de 10 años gratis

Martes 27

  • El Sapo Pepe
  • Al Garage
  • Ludmila Beltrán
  • Entradas: $100; menores de 12 años, $50, y menores de 2 años, gratis

Miércoles 28

  • Rosana
  • Santos Guayama
  • En Blanco y Negro
  • Algo Personal
  • La Sharbela
  • Pamela Castro
  • El Beto Moya (humor)
  • Franco Delfovo
  • Anabel Molina y Gabriela
  • Fernández
  • Entradas: $100, preferenciales $300 y menores de 10 años gratis

Jueves 29

  • Las Pelotas
  • Cara o Seka
  • Prendidos Fuego
  • Boca de Pez
  • Difusión Antisistema
  • Raza Fuerte
  • Intraural
  • Mamá Psicópata
  • Caput
  • Mate
  • Encrudo
  • Nivenitra
  • El Burdel
  • Entradas: $100, preferenciales $300 y menores de 10 años, gratis

Hora y lugar: desde las 21, en el Complejo Deportivo Municipal (Brandsen s/n, Rivadavia)

Venta de entradas: en el cine Ducal (Lavalle 740, Rivadavia), en locales de Tarjeta Nevada y locales de Musimundo del Gran Mendoza, Tunuyán, San Martín y Rivadavia.
 

Comentarios