Más noticias
Domingo 25 de Enero de 2015

Las piletas de lona son las que más agua potable despilfarran en Mendoza

Consumen en promedio 2.000 litros de agua, que son renovados cada tres días o al término de una semana. Godoy Cruz, Guaymallén, Capital y Las Heras son las zonas en donde se han labrado más multas por infracciones.

Por Javier Cusimano
cusimano.javier@diariouno.net.ar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como límite de consumo de agua por persona los 200 litros diarios. Sin embargo, en la provincia los mendocinos llegan a usar hasta 800 o 1.000 litros, dependiendo de lo que indique el termómetro. Durante el verano, desde hace un tiempo, la proliferación de piletas familiares se ha transformado en la principal fuente de derroche.

Una pileta de lona consume en promedio 2.000 litros de agua para su llenado. Mientras, una piscina de mayor envergadura, de hormigón o fibra de vidrio, requiere 6.000 litros, pero éstas últimas suelen utilizar sistemas eléctricos de purificación y diversos químicos para preservar el agua durante toda la temporada; en cambio, a las primeras se les renueva el agua con mayor frecuencia.

Esta conducta puede afectar el suministro de agua entre los usuarios en una provincia que destina el 15% de su recurso hídrico para el consumo y el 85% restante para el riego de la producción agrícola.

Javier Montoro, director del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), dijo sobre el mal uso del agua que “la gente no alcanza a tomar conciencia de la crisis que estamos atravesando”.

En efecto, según anunció Irrigación a fines del año pasado, luego de conocerse los resultados del pronóstico de escurrimiento 2014-2015, se repetirán las condiciones de los últimos cuatro períodos. De esta manera, los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Malargüe ingresarán en el quinto año consecutivo de emergencia hídrica, en tanto, el río Atuel, en el sexto. “El aumento demográfico sumado al derroche provocan que algunos sectores en Las Heras, Dorrego y Godoy Cruz se queden con poca presión de agua y, en el peor de los casos, sin agua. Las campañas de concientización están teniendo un impacto en relación a las prohibiciones de lavar el auto o la vereda, pero no en cuanto a horarios de riego y llenado de piletas”, explicó Montoro.

El funcionario dijo que lo que suele hacerse en muchos hogares es comprar agua cruda para cargar la pileta, pero en lugar de mantenerlas, las vacían a medias y las vuelven a cargar con agua potable. En estos casos las inspecciones no pueden demostrar que existe infracción puesto que los propietarios cuentan con los papeles de la compra.

Montoro además contó que el uso de tanques de reserva con bombas en varias casas hace que sea necesario producir e inyectar más agua para sostener la presión. “Lo único que podemos hacer desde el EPAS es un seguimiento de los casos y enviar los resultados a los operadores de gestión comunitaria para que movilicen a sus preventores e inspectores”, indicó.

En total Mendoza cuenta con 144 operadores que prestan el servicio de agua. Entre éstos, cuatro son los más importantes: la empresa estatal Agua y Saneamiento Mendoza, (AYSAM) y los municipios de Maipú, Luján y Tupungato. Sólo AYSAM abastece a más de 360.000 personas. “Los días de calor hacen que el parámetro diario de consumo establecido se dispare”, apuntó Montoro.

Zonas de mayor despilfarro
Según un informe realizado por el EPAS en diciembre, Godoy Cruz, Guaymallén, Ciudad y Las Heras son las zonas en donde se han realizado más multas. “Los sectores de Godoy Cruz en donde se realizan son Bº San Ignacio, Bº Trapiche, Bº Fuchs y los barrios Palmares I, II y III; en Guaymallén, los Bº Nueva Ciudad y Bº Alimentación; en Ciudad, Bº Sanidad y la zona de la Sexta Sección, y en Las Heras, Bº Ujemvi y Bº Cementista”.

Sugerencias para el uso
Para un uso responsable y solidario del agua, el Gobierno recomienda regar los espacios verdes en forma de lluvia entre las 22 y las 8, sin enlagunar el terreno. También usar un balde para lavar la vereda o el auto, y si en la casa hay una pileta de lona usar un cubre pileta y volver a usar el agua para regar, de modo que se pueda aprovecharse al máximo. El uso de lavandina u otro líquido químico es imprescindible para mantener libre de contaminación el agua y prolongar el recambio.
 

Comentarios