Más noticias
Martes 15 de Noviembre de 2011

Le llegó el turno al juez de la Suprema Corte Mario Adaro de declarar en el Jury contra Otilio Romano

El ex ministro de Gobierno de Jaque viajó a Buenos Aries para testificar en la segunda jornada del proceso contra el suspendido camarista. Este permanece en Chile desde setiembre, evadido de la Justicia penal, acusado de un centenar delitos de lesa humanidad y con la captura pendiente.

Por Alejandro Gamero
agamero@diariouno.net.ar

El juez se la Suprema Corte de Justicia de Mendoza y ex ministro de Gobierno del gobernador Celso Jaque, Mario Adaro, viajó este martes Buenos Aires a declarar en la segunda jornada del juicio en el cual se prevé la destitución del suspendido camarista federal Otilio Roque Romano.

El proceso arrancó ayer y la fiscalía, ejercida por Hernán Ordiales, representante del Poder Ejecutivo de la Nación en el Congreso de la Magistratura, no dudó en pedir la destitución del juez mendocino tras presentar el caso.

Adaro es clave, ya que siendo funcionario fue quien detereminó accionar contra los jueces federales.

En tanto, dos testigos mendocinas, Luz Faingold y Silvia Ontiveros, declararon en la primera jornada. Faingold ratificó que fue Romano quien la visitó en su celda cuando estuvo detenida en el D2 con tan sólo 17 años. Y Ontiveros relató las atrocidades a las que eran sometidas las víctimas en el centro de torturas y detención policial, las que ella sufrió en carne propia.

Mientras, Romano permanece en Chile desde fines de setiembre, evadido de la Justicia penal, en la que está acusado de un centenar de hechos por delitos de lesa humanidad y con la captura pendiente.

Allí espera que el gobierno de Chile le diga sí o no al asilo político que él ha pedido. De ser afirmativa la respuesta, la Justicia argentina no podría detenerlo.

Es por eso que el camarista no está en el Jury que se inició ayer en su contra, aunque el proceso igualmente se lleva adelante con dos abogadas defensoras que el Consejo de la Magistratura le asignó.

Del Jurado de Enjuiciamiento es parte el ex intendente de Maipú y actual senador nacional Adolfo Bermejo, está integrado por legisladores, jueces y un representante del Colegio de Abogados de la Nación y será el tribunal que dé sentencia.

Si destituyen a Romano tras escuchar a los 49 testigos previstos y analizar las pruebas, el camarista perderá su cargo y sus fueros, y quedará a tiro de ser detenido.

La acusación
Hernán Ordiales abrió su presentación del caso señalando que “por las pruebas que se valorarán en este proceso, pedimos al jurado que oportunamente dicte sentencia, disponiendo la remoción del doctor Otilio Romano de su cargo de juez federal de Cámara”.

Ordiales, quien representa la acusación en el juicio, citó los principales motivos: “Romano se ausentó del país con el propósito de sustraerse al accionar de la Justicia”.

Y añadió: “Con omisión deliberada, optó voluntariamente soslayar cualquier investigación o denuncia por delitos graves como secuestros, torturas, violaciones, robos y golpes, de los que tuvo el privilegio de conocer en su calidad de fiscal federal y de juez federal subrogante de boca de las propias víctimas o de sus familiares más directos, contrariando intencionalmente las normas procesales entonces vigentes”.
 

Comentarios