Política
Martes 04 de Octubre de 2011

Le negaron la excarcelación al gremialista involucrado en la quema de trenes

Fue luego de que Rubén “Pollo” Sobrero en su declaración indagatoria, aceptara haber estado en el lugar de los hechos, pero se declarara ajeno al incendio de vehículos de la línea Sarmiento, el 2 de mayo.

El juez federal de San Martin, Juan Manuel Yajl, rechazó la excarcelación del delegado ferroviario Rubén “Pollo” Sobrero luego de que éste, en su declaración indagatoria, aceptara haber estado en el lugar de los hechos pero se declarara ajeno a la quema de trenes de la línea Sarmiento, el 2 de mayo pasado.

El juez adelantó que pedirá “nuevas medidas de prueba” para cotejar los dichos del sindicalista y de otros cuatro detenidos pero anticipó que mañana resolverá si los mantiene detenidos, los procesa o les dicta la falta de mérito.

Sobrero, junto con su ex jefe de prensa Leonardo Portarreal, los hermanos Fernando y Guillermo Díaz, y Rodrigo Peláez, están imputados de integrar una “asociación ilícita” y de “estrago doloso”, por la quema de dos formaciones tras el descarrilamiento de una de ella.

Entre las nuevas medidas de prueba, Yajl mencionó que buscará un cotejo a la “explicación técnica” del sindicalista de que el descarrilamiento de una formación fue producto de “la fatiga del material” o si, por el contrario, el retiro de bulones en los bujes fue un acto deliberado, como indicaron las pericias obrantes en la causa.

Las pericias de bomberos indicaron además que los incendios fueron provocados usando una mezcla de querosene y nafta arrojada sobre los vagones.

Sobrero, según relató el propio Yajl, aceptó contestar todas las preguntas y reconoció haber estado en la estación Haedo, donde se produjo uno de los incendios de vagones, pero al igual que todos los detenidos dijo “no haber tirado piedras ni quemado vagones”.

Admitió sin embargo haber tenido un entredicho con el jefe de la División Sarmiento de la Policía Federal para que “miren bien a todos los que están, que ninguna de mi gente hace quilombo”, en lo que luego se interpretó como un intento de desviar las sospechas.

A su vez, el ex jefe de prensa del cuerpo de delegados de la línea, Leonardo Portorreal, “dice estar desvinculado desde hace varios años del gremio” y que actualmente se dedica a la labor docente, según dijo el magistrado.

“Vamos a hacer nuevos reconocimientos porque las tareas de inteligencia nos dicen que un tal Leo era Portorreal”, en alusión a testigos que dijeron que era quien ofreció dinero a cambio de producir los disturbios.

Fuente: Télam

Comentarios