Deportes
Jueves 14 de Enero de 2016

Le pasó de todo y abandonó

El español arrancó la jornada como líder de la general y la terminó pésimamente. Por problemas mecánicos, debió dejar el Dakar 2016.

Le pasó de todo y abandonó.
La décima etapa del Dakar 2016, que unió Belén (Catamarca) con La Rioja, dejó afuera al español Carlos Sainz (Peugeot), quien lideraba de la categoría autos, por un problema en la caja, percance que no pudo ser aprovechado por su perseguidor el qatarí Nasser Al Attiyah (MINI), quien a su vez sufrió un vuelco y otros problemas que lo relegaron, con lo que dejaron el título servido al francés Stephane Peterhansel (Peugeot).
Para Sainz, quien al inicio había sufrido una pinchadura y se había salteado un Way Point, la debacle llegó a poco del final en el kilómetros 213 de la especial, cuando un problema con una pieza en la caja de cambios del Peugeot lo dejó a un costado.
El equipo francés insistía en que "El Matador" aguardaba a la asistencia, aunque el entorno del piloto lo daba como abandonado.
De una u otra forma, lo que está claro es que este año el piloto español no podrá repetir la hazaña de ganar el Dakar conseguida con Volkswagen en 2010.
Justamente, con el equipo alemán en 2009, Sainz abandonaba el Dakar en la etapa Fiambalá-La Rioja, aunque esa vez fue porque terminó cayendo en una grieta del recorrido.
En las nueve etapas disputadas este año (la primera se suspendió por lluvia), Sainz había cosechado cuarto segundos puestos, dos victorias de etapa, un cuarto lugar y una 14º posición.
Desde que corre el Dakar en 2006, sin contar el 2012, cuando no participó de la competencia, el español se llevó 28 victorias de etapa y abandonó cuatro veces.
Tras su primera victoria este año, en la etapa Uyuni-Salta, el madrileño había dejado en claro que había llegado a esta edición para divertirse, aunque insistía en que con Fiambalá llegaría lo más duro y el filtro de la competencia.
 
 
 
 

Comentarios