San Rafael
Miércoles 06 de Abril de 2016

"Le pido al presidente que nos ayude con una vivienda" dijo la mamá del futuro ahijado de Macri

Sentada junto a su séptimo hijo varón nacido, Natalia Alcalle contó su difícil vida luego de ser desalojada. Vive junto a sus otros 6 hijos, sus padres y un hermano en una pequeña casa en una finca en El Cerrito. 

El martes a las 10.35 Natalia Alcalle (31) dio a luz en el hospital Schestakow a su séptimo hijo varón, Tiziano, que según la Ley 20.843 garantiza el padrinazgo del presidente de la Nación. 
De origen muy humilde, Natalia fue desalojada hace unos 4 años de una casa donde alquilaba y tuvo que mudarse con sus padres y un hermano que viven en una pequeña vivienda ubicada en una finca en la calle Mahia 1380 en el distrito de El Cerrito. 
Sin otra ayuda que la de sus padres y algunos trabajitos que realizó en épocas de cosecha, Natalia vive en una situación muy precaria aunque nunca dejó de mandar a sus chicos a la escuela. 
El mayor tiene 13 años, luego le siguen uno de 9 otro de 7, el cuarto de 5, uno de tres, otro bebé de 1 año y medio y Tiziano, que nació con 3kg.650 gramos. 
Sentada sobre la cama del hospital, con su hijo en brazos y la mirada triste, Natalia confesó que "el papá del chico no existe, no lo reconoció". Sin embargo una buena noticia le dio una luz de esperanza, es que según la ley el padrino de Tiziano será el presidente Mauricio Macri. 
"Me enteré ayer de esta novedad y sólo le pido al presidente que nos otorgue una vivienda para dejar de depender de mis padres y organizar mi familia". Nunca accedió a un beneficio social porque no quiso renunciar a la patria potestad y solo se mantuvo con la ayuda de sus padres y una que otra changuita en la finca. 
"Cada hijo mío tiene una o dos mudas de ropa porque cuando me desalojaron me quedé sin nada", señaló Natalia y añadió que "la ropita que tiene ahora puesta Tiziano es un regalo de su madrina".
Natalia y su hijos necesitan ayuda para salir adelante. "Mañana voy a iniciar los trámites en el ANSES para conseguir los beneficios que otorga el Estado", mencionó mientras jugaba con la manitas de Tiziano. 
Por ahora nadie se comunicó con Natalia y la espera por una mano solidaria la desespera. Quebrada por el llanto reiteró a UNO de San Rafael "la necesidad de tener una vivienda digna para albergar a mis hijos". 
En este complicado escenario que le toca vivir, reconoció que el padre de sus otros hijos la ayuda con unos $300 por semana, una suma que apenas alcanza para un par de platos de comida. 
Natalia y Tiziano dejarán este miércoles el hospital y se reecontrarán con el resto de lo chicos que todavía no conocen a su hermanito. 
Por ley y por tradición, Tiziano al ser ahijado del presidente debería recibir una beca asistencial que contribuya con su educación y alimentación. Quizás un soplo de aire fresco para esta familia que no tiene un sustento fijo y necesita de la ayuda de todos. 
Para comunicarse con Natalia, los interesados en ayudarla deberán llamar al 02604515984 que es el celular de su madre, Iris María Argüello. 

Comentarios