Mundo
Jueves 06 de Agosto de 2015

Le recomendaron que abortara por un cáncer, luchó y ganó

El embarazo entraña dificultades a menudo, pero el embarazo combinado con un cáncer diagnosticado es devastador.
Esta es la situación a la que se enfrentó la modelo canadiense de origen letón Elizaveta Bulokhova en 2014. Estando de vacaciones en Amsterdam con su marido Roman Troubetskoi, lo que pensaba que era un dolor de dientes resultó ser cáncer. Los médicos le dijeron que tendría que abortar antes de someterse a quimioterapia.
“El niño estaba muy activo y a menudo le hablaba cuando aún estaba en mi útero,” dijo Bulokhova a Vice. “Tuve que decirle que dejara de moverse porque no podría tenerlo, y de repente lo hizo. Me escuchó, dejó de moverse.” En otra entrevista con Dailymail, añadió, “me dije a mi misma que aceptaría lo que fuera que el universo tuviera reservado para mi. Si mi hijo tiene que nacer, nacerá”
Afortunadamente, tras varios retrasos se presentó una inesperada 3ª opción para Bulokhova: la posibilidad de hacerle una cesárea. Tras consultar con los médicos, el pequeño Valentin nació 10 semanas antes de tiempo de forma segura.
A Bulokhova se le amputó el 95% de su mandíbula, se la sometió a quimioterapia y en la actualidad está recuperándose. Recientemente posó para el artículo de Vice que cuenta su historia.
Fuente: boredpanda.es

Comentarios