Policiales
Sábado 01 de Agosto de 2015

Le robaron $165.000 a un conocido arquitecto

El profesional fue sorprendido al llegar a su estudio, en el barrio Bombal de Ciudad. Dos sujetos le sacaron un maletín con dinero en efectivo y cheques

Catherina Gibilaro / cgibilaro@diariouno.net.ar
 “¡Ya estoy cansado de este sistema. Harto. Y todo porque uno trabaja decentemente y viene otro cualquiera y te roba todo lo que tenés. Esta es la tercera vez que me asaltan. Quiero irme a otro lado!”. Con una profunda impotencia y dolor, un conocido el arquitecto dio rienda suelta a lo que sentía al recordar ayer a la tarden el asalto del cual fue víctima  cerca de las 12.30, cuando llegaba a su estudio, en el barrio Bombal de Ciudad, y le robaron $65.000 en efectivo y $100.000 en cheques.
 Luego, casi con la voz quebrada, relató que lo apuntaron con un revólver cuando bajaba de su camioneta para ingresar.  “Estoy seguro de que esto fue una batida que me hicieron. Me voy a ir a la mierda. Vos hacés de todo para dar trabajo y mirá cuáles son los resultados. Ahora justo cuando vos llegaste estaba haciendo un poco de orden con los cheques, porque me crearon un despelote de aquellos”, le dijo a UNO.
 Acerca de en dónde tenía el dinero señaló que lo llevaba en un maletín que le fue arrebatado de las manos, previo ser amenazado “justo cuando yo llegaba aquí –señala la vereda–; y te puedo asegurar que no me dieron tiempo a nada. Sólo un gran susto. No quiero hablar mucho del tema  porque no me interesa nada. La policía llega siempre después de que pasó todo, antes nunca. No ves un cana por ninguna parte. La inseguridad la sufrimos todos por igual y nadie hace nada por mejorar esto. Hablan, hablan, de acá y de allá, pero no solucionan los problemas graves que afrontamos porque estamos desprotegidos”, aseguró la víctima.
 También remarcó que “todavía no pude hacer la denuncia en la Fiscalía porque tengo que resolver primero todos los problemas en los que me metieron con los cheques y la plata. Te digo más: de la plata no me interesa nada. Lo que sí me importa es la vida que estamos haciendo y sólo por trabajar día a día y también darles trabajo a quienes tanto lo necesitan. Vos date cuenta que trabajo en la construcción, y conmigo trabajan varios obreros que a su vez tienen familia que mantener. Pero insisto: no se puede así”. Luego reiteró su hartazgo “por la vida que uno hace y está expuesto permanentemente a que vengan delincuentes y te la cambien de un momento a otro”.
 Recordó que fueron dos los que lo atacaron y escaparon a gran carrera, dejándolo en un primer momento sin capacidad de reacción.
 La denuncia por este nuevo hecho de inseguridad quedó radicada en la Oficina Fiscal Nº1 de Capital como robo agravado por el uso de arma de fuego.

Comentarios