Policiales
Jueves 23 de Julio de 2015

Le robaron 60 mil pesos haciéndole creer que los billetes de $100 salían de circulación

Un alvearense de 74 años cayó en un ardid bien armado y perdió los ahorros que había juntado durante años. Ayer por la mañana los delincuentes se las ingeniaron para arrebatarle al jubilado sin ejercer violencia alguna $ 60.000 haciéndole creer que iban a salir de circulación los billetes de cien pesos.
Todo comenzó cuando el hombre recibió un extraño llamado telefónico.   
El estafador le hizo creer que era el nieto quien le hablaba y en la charla le contó que los billetes de $100 con las figuras de Roca y Evita serían reemplazados por nuevos y no había más tiempo que perder.
Para hacer más creíble el engaño, el embustero le dijo que sus hijos estaban en el banco y le mandaban un contador para retirarle los billetes que pronto vencerían para reemplazárlos por nuevos.
Después de colgar el teléfono, un hombre bien vestido, de unos 40 a 45 años, con saco negro y un morral negro colgando a un costado llamó a la puerta, le recibió una bolsa con los 60 mil pesos y se fue con la promesa de regresar pronto con el dinero recién impreso. Algo que por supuesto no sucedió nunca.
“Fue el típico cuento del tío pero no creemos que haya sido tan al azar, algo de inteligencia previa tiene que haber para cometer un delito así”, confió el comisario Modesto Bravo titular de la Comisaría 14 de Alvear.
Cerca del mediodía el hombre radicó la denuncia en la seccional alvearense y la causa por robo pasó a la división Investigaciones. Además de la leve descripción que brindó la víctima, otro testigo habría visto en las inmediaciones a dos sujetos y uno de ellos tal cual lo detalló el jubilado por lo que estiman que estuvieron vigilando la vivienda de Paso de los Andes en todo momento.
Ante esta situación el comisario Bravo volvió a insistir en que “no hay que darle credibilidad alguna a esa gente que llama por teléfono de manera tan gentil, o a los que regalan cosas con los mensajes de texto o los secuestros virtuales, son todos engaños y cuando está la duda lo que se debe hacer es llamar a algún familiar cercano para corroborar”, concluyó.

Comentarios