Mundo
Martes 21 de Julio de 2015

Le salvaron la mano injertándosela en la pierna

No es la primera vez que se realiza, pero continúa siendo una práctica sorprendente. Un equipo de cirujanos en China ha injertado la mano de un paciente en su pierna, después de sufrir una amputación en un accidente laboral, según ha publicado el rotativo británico 'The Independent'. 
El trabajador se cortó la mano mientras manipulaba una guillotina y fue trasladado inmediatamente al hospital Xiangya en Changsha, capital de la provincia de Huna.
El equipo quirúrgico del centro no pudo volver a colocar la mano en el brazo del paciente, porque los nervios y los tendones estaban muy dañados.
El doctor Tang Juyu, jefe de microcirugía del hospital, decidió operarle e injertarle la mano amputada en el pie para que los tejidos se regeneraran, y volver a colocársela en el brazo tiempo después.
El paciente ya ha recuperado la sensibilidad en uno de sus dedos, pero necesitará meses de rehabilitación para recuperar la movilidad por completo.
En declaraciones al diario británico, el doctor Juyu explicó que "bajo temperaturas normales, un dedo cortado necesita un mínimo de 10 horas para recuperar con normalidad la circulación sanguínea, pero cuando se trata de una extremidad separada el tiempo es menor".
"Cuando una parte del cuerpo se mantiene sin circulación sanguínea durante mucho tiempo, los tejidos mueren y no pueden salvarse", declaró el cirujano.
No es la primera vez que un equipo de cirujanos chino realiza este tipo de cirugía. Otro paciente que resultó gravemente herido en un accidente laboral salvó la mano con la misma operación. 
Fuente: lavanguardia.com

Comentarios