Zona sur
Lunes 18 de Julio de 2016

Leve descenso de pacientes con patologías respiratorias

En baja. El hospital llegó a tener todas las habitaciones ocupadas. La situación se estabilizó pero siguen en alerta. El 70% de los internados padece una enfermedad respiratoria.

Los pacientes con patologías respiratorias que a partir de la segunda quincena de junio comenzaron a desbordar la atención en la guardia del hospital alvearense fue sólo la previa. Las afecciones se multiplicaron y muchas de las consultas, de niños como de adultos, terminaron en internaciones.
Después de la primera semana de este mes en que hubo que agregar camas en las habitaciones para atender la demanda, la llegada de las vacaciones sirvieron como barrera que cortó la cadena de contagio y “la situación se normalizó, ya no tenemos que disponer de camas extras en los pabellones”, confió Fabio Gómez Parra, director del hospital Enfermeros Argentinos.
Igualmente la situación continúa en alerta amarilla porque del total de personas hospitalizadas, el 70% es por enfermedades respiratorias y todavía se espera un rebrote de esas patologías para la última semana de julio y primera de agosto.
Mientras se arman de paciencia y ajustan los detalles del plan de contingencias, hay un dato positivo que rescataron las autoridades hospitalarias, se descomprimió la atención en la guardia por casos más banales.
“Se ha producido una baja en las consultas en la guardia por cuestiones que no eran urgentes o de menor complejidad. Con toda esta situación la gente se dio cuenta que hay patologías que se deben resolverse por consultorio externo”, aclaró el director del hospital.
Más oxígeno
“Cuando hablamos de ocupar camas con enfermedades respiratorias no sólo es ingresar un paciente más a una habitación, estamos hablando de disponer del equipo médico, enfermeros y un elemento fundamental es que cada cama tenga oxígeno”, graficó Gómez Parra.
Por eso, el pico de atención por las patologías respiratorias fue sólo la excusa para acelerar las obras para extender la red de oxígeno central que hasta ahora estaba confinada a la terapia intensiva y un par de salas en el pabellón C.
Además de la falta de practicidad que significa andar corriendo de un lado para el otro con los tubos de oxígeno, el presupuesto se reciente enormemente y más cuando el hospital cuenta con un zeppelín con capacidad para proveer de oxígeno a todos los pabellones.
“Estaba instalado el zeppelín  pero no tenía una gran cobertura. Consideramos que no tiene sentido seguir gastando en los tubos cuando tenemos cómo dotar a los pabellones de oxígeno central y es mucho más económico. Ya son 12 las camas nuevas que están conectadas a la red y vamos a seguir ampliándola al resto de las áreas de internación”, dijo Gerardo Gili, gerente administrativo del Hospital de Alvear.

Comentarios