Política
Viernes 16 de Septiembre de 2011

Ley para que los taxis reciban tarjetas de crédito y débito

La propuesta es del senador Camerucci. Apuntan a disminuir el manejo de efectivo y así desalentar los robos a taxistas. 

El senador radical Armando Camerucci propone una Ley para que los permisionarios de taxis o remises utilicen terminales de punto de venta inalámbricos que permitan reemplazar el pago con dinero en efectivo por medio electrónico.

La idea se fundamenta en la necesidad de brindar más seguridad a los choferes de taxis frente al accionar de los delincuentes, ya que con esta nueva forma de pago, se disminuirá la tenencia de dinero en efectivo y eso llevaría a la consecuente disminución de los riesgos de ser víctimas de hechos delictivos.

Según el legislador este sistema ha sido implementado desde enero en Mar del Plata, “con un resultado exitoso y que impulsó su uso a otros grandes centros del país como la Ciudad de Buenos Aires y Rosario”.

La terminal de punto de venta (Point Of Sale – POS) es lo que permite al comerciante acreditar el pago hecho con tarjeta de crédito o débito
Para implementarlo en los taxis y remises los permisionarios deberían instalar terminales inalámbricos, los que se comunican por la red celular y tienen un conector a 12 voltios, que permiten la alimentación y expedición de los comprobantes del viaje.

Las terminales leen los datos contenidos en la banda magnética de las tarjetas, generando un pedido de autorización a través de la red de manera rápida y segura. Luego imprimen un comprobante con los datos de la transacción.
“el costo mensual se calcula en trescientos $300 en concepto de mantenimiento y papel. Los aparatos son entregados en comodato”, indicó .


Entre los antecedentes en la Provincia de Mendoza para intentar disminuir los asaltos a los choferes de taxis y/o remises podemos citar la implementación de sistemas posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés) para ubicar a conductores en peligro, los separadores o escudos protectores para proteger a conductores (blindex) y cabinas blindadas. “Estos sistemas no han sido puestos en funcionamiento porque Aprotam se rehúsa a implementarlos por los elevados costos” sostiene Camerucci en su proyecto.

Hasta el momento los medios con que cuentan los choferes para protegerse frente a la posibilidad de ser víctimas de hechos delictivos, son las cámaras de vigilancia y alarmas y “no existe un registro de cuantos de los 2500 taxis que circulan cuentan con estos instrumentos. De acuerdo a la cantidad de delitos que intentamos disminuir con esta ley, las unidades que contienen estos instrumentos de seguridad serian muy escasos. También existen los puntos de controles de la policía en determinadas zonas consideradas críticas”, argumentó.

Comentarios