San Rafael
Martes 12 de Abril de 2016

Llegó de Brasil a los 8 meses y estuvo en San Rafael 30 años sin documentos

Cuando empezó a estudiar en la cárcel local advirtieron esta situación. Después de tres años, Diego Armando Farías recibió un documento brasilero provisorio y ahora podrá gestionar el documento argentino. 

El vice cónsul de Brasil en Mendoza, William Fernandes Matos, viajó este martes a San Rafael para entregarle a la madre de Diego Armando Farías un documento brasilero provisorio porque el joven que ahora tiene 30 años y está detenido llegó a la Argentina a los 8 meses y vivió indocumentado. 
La regularización de su situación comenzó hace tres años en el penal de San Rafael cuando una maestra advirtió que no podía pasarle las notas a la libreta porque Farías no tenía documentos. 
A partir de ese momento, algunos dirigentes de los derechos humanos empezaron a tomar contacto con el joven e iniciaron gestiones para que pueda obtener el documento brasilero. Es así que después de tres años de gestiones, Diego Armando Farías consiguió la documentación que lo habilita a obtener el documento argentino.
No fue nada fácil la vida de este brasilero, nacido en San Pablo, que llegó a la Argentina solo con su partida de nacimiento. Sin embargo pudo empezar a estudiar en la escuela Picayo hasta que la abandonó. 
Sin acceso al mercado laboral formal, Farías se dedicó a hacer changas hasta que lamentablemente ingresó al mundo del delito. Fue en la cárcel donde retomó sus estudios y en poco tiempo recuperará la libertad. Allí formó pareja con una mujer que purga una condena en prisión domiciliaria, y tuvo su primer hijo.
En este escenario, la dirigente de derechos humanos Guadalupe Pérez Cesaretti señaló que "no fue nada fácil resolver este problema hasta que nos contactamos con el consulado brasilero en Mendoza, quienes hicieron los trámites necesarios para que Diego pudiera tener su documento" y agregó que "nunca en todos esos años el Estado argentino se preocupó por solucionarle el tema". 
En este marco, el vicecónsul brasilero mencionó que "no sólo viajamos hasta San Rafael para entregar el documento, también lo hemos visitado en la cárcel para conocer en qué condiciones vive Diego" y añadió que "nuestro trabajo es solucionarle estos problemas a los residentes brasileros en el país".
Diego estudió en una escuela local sin documentos y además fue condenado sin tener un solo papel que lo identificara. En ese sentido el vicecónsul manifestó que "esperemos que pueda rehacer su vida y con esta herramienta pueda conseguir un trabajo digno para vivir".

Comentarios