Deportes
Lunes 17 de Octubre de 2011

Lo de la Lepra va queriendo

Tras un errático arranque de campeonato, Independiente Rivadavia levantó el rendimiento y demostró su buen momento con la valiosa victoria frente a Chacarita.

Omar Romero
oromero@diariouno.net.ar

Si a Independiente Rivadavia hubiera que hacerle un diagnóstico como paciente, el médico seguramente mostraría su asombro por su recuperación, le diría que cada día mejora más y más, y que el estado crítico ya quedó atrás.

Ante Chacarita Juniors, la Lepra demostró que no es casualidad su crecimiento como equipo, al ganar un partido complicado. De los últimos 11 puntos en juego, el Azul sacó 15.

Como local ha demostrado ser un conjunto fuerte, mientras que como visitante también sabe manejar los partidos.

Atrás quedó ese equipo débil que no tenía respuestas en la cancha, aquel al que se le reclamaban actitud y compromiso por la camiseta.

Todo eso ha cambiado. Es sorprendente el buen nivel que están mostrando muchos jugadores.

Ya no es un equipo vulnerable, ahora está de racha. Así, los que no daban un peso por él se equivocaron feo.

Ahora la Lepra contagia. Es sólida en defensa, equilibrada en el mediocampo y contundente arriba.

Y en esta levantada mucho tiene que ver el técnico Ricardo Horacio Dillon para enderezar el rumbo. El DT sacó chapa para quedarse con el puesto y ha sido fundamental en la respuesta que han mostrado los jugadores en la cancha.

Dillon, en su primera experiencia en la B Nacional, ha demostrado su capacidad como entrenador y no se encapricha con un esquema en particular (como suele pasar con otros técnicos): a veces juega con dos de punta o bien con tres delanteros, siempre según la circunstancia.

Ante el Funebrero, Dillon acertó en los cambios. Fueron fundamentales los ingresos en el segundo tiempo de Martín Gómez y Alfio Lorenzo, una apuesta para ganar el partido. Y cuando tuvo que “cerrarlo”, puso a Leonardo Sánchez, un defensor.

El mérito de este feliz presente de Independiente es de los jugadores, así como del Tucho Dillon y Eduardo Carbini , quienes supieron ordenar las piezas para sacar adelante al equipo.

Comentarios