Deportes
Miércoles 02 de Marzo de 2016

Los detalles del contrato y las preocupaciones del flamante DT

Barros Schelotto aceptó dirigir Boca. Posiblemente debute ante Racing y estará con seguridad contra River. Qué pasará con los referentes del plantel.

Guillermo Barros Schelotto, uno de los últimos ídolos de la hinchada deBoca Juniors, asumirá el miércoles como nuevo entrenador del club y dirigirá posiblemente al equipo el jueves ante Racing por la Copa Libertadores, y con seguridad contra River el domingo por el torneo local.

El Mellizo se presentará a las 10 en el entrenamiento en Casa Amarilla y después dará una conferencia de prensa a las 13 en la Bombonera.

Barros Schelotto, de 41 años, firmará un contrato que lo unirá por 18 meses y su equipo de trabajo estará conformado por su hermano Gustavo y Ariel Pereyra como ayudantes de campo, y Jorge Valdecantos como preparador físico.
Es posible que el actual entrenador de arqueros de Boca, Fernando Gayoso, que llegó al club cuando el técnico era Carlos Bianchi, siga en su cargo.
El acuerdo para la llegada de uno de los jugadores más ganadores de la historia de Boca se terminó de arreglar después de una reunión de tres horas y media en la casa de Guillermo, en una zona cercana a la ciudad de La Plata, con la presencia del presidente de Boca y del cuerpo técnico del nuevo entrenador xeneize.

Más allá del tema económico, que nunca estuvo en discusión, se habló de la forma de manejar el grupo, el estilo rígido del preparador físico Valdecantos y la relación del cuerpo técnico ante la figura que representa el ídolo actual Carlos Tevez.
Cabe recordar que el representante del Apache había llamado al nuevo director técnico de Boca hace dos semanas para informarle que el jugador de la Selección argentina no tendría ningún inconveniente ante su posible llegada. La respuesta de Barros Schelotto fue que aceptaba dirigir a Boca "y no a nadie en particular".

Y con respecto al resto de los referentes (Agustín Orión, Daniel Díaz, Juan Insaurralde, Fernando Gago y Daniel Osvaldo), la idea es que el flamante entrenador hable con esos jugadores para informarles sobre su forma de trabajo, y de ahí en más empezar una nueva etapa pero con reglas de juego claras, para que después no haya malos entendidos.
Otro tema que le importa al Mellizo es la falta de un '9' más allá de Daniel Osvaldo, quien se recupera de una fractura en el quinto dedo de su pie derecho. Guillermo podría pedir un centrodelantero si Boca pasa la segunda ronda de la Copa, ya que ése es el puesto que más le preocupa dentro del plantel.

Comentarios