Más noticias
Viernes 14 de Octubre de 2011

Los empresarios no se animan a cuestionar a Cristina y le pidieron a la oposición que lo haga

Durante el Coloquio de Idea (Mar del Plata), los integrantes de la asociación le llevaron a los políticos opositores sus reclamos para que éstos sean quienes confronten con la Presidenta en los próximos cuatro años.

Por Javier Polvani
Enviado Especial de UNO Medios

Los empresarios expresados en la asociación Idea, organizadora del coloquio anual que se desarrolló hasta este viernes por la noche en Mar Del Plata, invitaron a políticos de la oposición para que tiraran los dardos al Gobierno nacional que ellos no se animaron a lanzar. Con Cristina Fernández virtualmente reelecta por cuatro años más, el establishmen nacional no está dispuesto a confrontar como lo hizo hasta hace poco tiempo de forma directa con el kirchnerismo, pero tampoco dejó pasar la oportunidad para brindarle una tribuna a la oposición política.

Desde el candidato presidencial del socialismo, Hermes Binner, hasta el reelecto jefe porteño, Mauricio Macri, hallaron un escenario para criticar la “imprevisibilidad” de la política económica del Gobierno Nacional y advertir los riesgos que enfrenta el país de caer en los males de la crisis económica mundial. Como el gobernador santafesino Binner, el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, exterminó la idea de que la economía nacional está blindada frente a los problemas generados en Estados Unidos y Europa, que es abonada diariamente desde el gobierno de Cristina Fernández, principalmente por el ministro de Economía y candidato a vicepresidente Amado Boudou.

Otra amenaza para los próximos meses es la desaceleración de la economía brasileña. En ese sentido, el empresariado nacional prefirió hablar de la posibilidad que la crisis le abre a Argentina para aprovechar la caída de otros países. Aunque ese discurso no se fisuró nunca mientras hubiese un grabador encendido cerca, en estricto off the récord hubo varios empresarios que se mostraron preocupados por el futuro inmediato, sobre todo por la influencia de la situación de Brasil.

Esto se acentuó tras la participación en el coloquio de Ilan Goldfajn, economista del banco Itaú, quien aseveró que la economía del gigante de Sudamérica “se desacelera más rápido de lo pensado”. El funcionario del banco estimó que en 2012, la economía brasileña crecerá “solo el 3,7%” y muchos empresarios locales se preocuparon por los efectos que esa desaceleración pueda causar en la economía argentina.
 

Comentarios