Economía
Domingo 18 de Septiembre de 2011

Los ganaderos no se conforman sólo con la emergencia

Reclaman soluciones de fondo y duraderas para enfrentar la crisis. La sequía es alarmante  

La declaración de emergencia agropecuaria no calmó la sed de políticas públicas que tiene el sector y los ganaderos no cesan en los reclamos de medidas efectivas que ayuden a paliar los efectos destructivos de la sequía.

“Necesitamos políticas ganaderas de fondo y que perduren en el tiempo, que le entreguen una bolsa de alimento a un productor no salva ninguna situación. Siguen poniendo parches, dando limosna cuando hacen falta medidas de alto impacto”, lanzaron algunos productores.

La relación entre sequía y producción es una cuenta simple, una resta. Sin lluvia se acrecienta la degradación de los campos y esa disminución de pastizales va de la mano de la pérdida de vientres. Setiembre y octubre marcan el inicio de una temporada crítica, el de las pariciones, y a la par, la mortandad del ganado.

“En el verano el animal acumula reservas que luego consume en el invierno. Al llegar la época de pariciones, el animal tiene un mayor consumo energético y entonces es cuando comienza a acusar recibo de la falta o la mala alimentación. Hay muchos casos en que no pueden parir y se terminan muriendo”, explicó José Fernández, presidente de la específica de ganadería de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería alvearense y uno de los representante ante la mesa ganadera provincial.

“El clima es el principal factor que incide en el sector de forma negativa, el stock de vientres ha disminuido”, y también “tenemos un bajo porcentaje de destete”, añadió.

El ternero, generalmente, está en condiciones de vivir en forma independiente desde los 5 o 6 meses de edad, siempre y cuando haya tenido un buen desarrollo y no haya sufrido falta de alimento mientras dependía de la madre. “Estamos en el 55% de destete, y en campos de punta ronda el 80%”, detalló.

Con este panorama enfrente, los productores recibieron la noticia de la declaración de emergencia agropecuaria dictada por el Ministerio de Agricultura de la Nación con algo de escepticismo.

La medida adoptada por el Poder Ejecutivo nacional pone en marcha mecanismos que implican beneficios fiscales y la apertura de líneas de financiamiento para los productores asentados en las zonas declaradas en emergencia.

Desde el Ministerio de Producción confirmaron que la Provincia solicitó una ayuda financiera por $12.400.000 para hacer frente a la crisis. Son 10 millones de pesos para las explotaciones agropecuarias y $2.400.000 destinados al sector apícola.

La afectación de esos fondos será tema prioritario en la próxima reunión de la mesa ganadera. El cónclave tendrá lugar en el salón del predio ferial (calle 7 y Ruta Nacional 188) en Alvear el jueves que viene.

La degradación del campo

La sequía que aqueja al sector desde hace años está calando hondo y la salida cada vez se hace más estrecha.

En los terrenos de secano, para alimentar un animal el promedio era de un vacuno cada 10 hectáreas. Cuando la sequía comenzó a golpear los campos, se elevó a 13 hectáreas por animal. Y, ahora, tras varios años de escasez de lluvia “hay productores que tienen hasta 17 hectáreas por vaca y en algunos casos por más que le den 30, igual no consiguen alimento”, remarcó Alfio Viñolo, ganadero alvearense.

En estos casos las alternativas que se manejan no son muchas. El movimiento de la hacienda a zonas de San Luis o La Pampa es una de las más utilizadas. El productor tiene tres maneras de acordar: alquila el campo, paga una mensualidad por cada vacuno o, en última instancia, el arrendatario se lleva un porcentaje de la producción.

Otra opción es la venta deliberada de los animales, a la que se hecha mano antes de que perezcan; la última alternativa, quedarse y resistir hasta donde se pueda.

Beneficios por Emergencia

Prórroga impositiva: Prórroga del vencimiento del pago de los impuestos existentes o a crearse, que graven el patrimonio, los capitales o las ganancias de las explotaciones afectadas cuyos vencimientos se operen durante el período de vigencia del estado de emergencia agropecuaria.

Líneas de crédito: Asistencia financiera especial para productores damnificados que permitan lograr la continuidad de las explotaciones, la recuperación de las economías de los afectados, y el mantenimiento de su personal, con tasas de interés bonificadas en un 25%.
 

Comentarios