Deportes
Viernes 28 de Agosto de 2015

Los Jinkins quedaron en libertad

El juez federal Claudio Bonadio otorgó la excarcelación a los empresarios argentinos involucrados en el escándalo de corrupción de la FIFA.

El juez federal Claudio Bonadio otorgó este viernes la excarcelación a los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkis, involucrados en el escándalo de corrupción de la FIFA, por el supuesto pago de sobornos. Fuentes judiciales informaron que tras el dictamen favorable del fiscal Eduardo Taiano, aprobó el pedido de excarcelación.
Bonadio otorgó la libertad de los Jinkis, padre e hijo, a raíz que días atrás prorrogó por 30 días el plazo para realizar juicio de extradición a la espera de que desde los Estados Unidos envíen más detalles sobre la acusación que pesa sobre ellos.
Ante la dilación de los plazos, el juez es que hizo lugar al pedido de excarcelación para lo cual impuso a ambos la obligación de no alejarse a más de 60 kilómetros de la sede del juzgado, no ausentarse de sus domicilios por más de 24 horas, además de mantener los embargos millonarios que había fijado que en el caso de Mariano era de 8 millones de pesos.
Para resolver favorablemente, el juez tuvo en cuenta que el otro empresario argentino acusado, Alejandro Burzaco, de Torneos y Competencias S.A, actualmente está libre en los Estados Unidos luego de haber pagado una fianza millonaria y ser notificado de los cargos en su contra.
"Es de público y notorio que el día 31 de julio pasado, en audiencia celebrada en el tribunal de la ciudad de Nueva York que entiende en el caso Burzaco fue notificado de los cargos por la jueza Vera Scanlon" y se le "concedió la libertad" tras pagar una fianza de veinte millones de dólares.
"Carecería de fundamento y razonabilidad ir más allá que las propias autoridades judiciales de los EEUU en cuanto a la restricción de la libertad personal del requerido, cuando no sólo la investigación y los cargos, sino también las condiciones impuestas a los acusados son similares y equiparables, respectivamente", justificó Bonadio.
La decisión le fue comunicada a los propios Jinkis quienes con sus abogados estuvieron en los tribunales federales de Retiro, desde donde salieron en libertad. Bonadio también evaluó que al haber pedido más detalles de la acusación a los Estados Unidos, se extendieron los plazos y es razonable el planteo de la defensa para que esperen el juicio de extradición en libertad.
La acusación hecha desde los Estados Unidos es por tres cargos de asociación ilícita a raíz del presunto pago de sobornos por parte de los empresarios argentinos a entidades deportivas para poder acceder a contratos de publicidad millonarios, y en la que están involucradas asociaciones internacionales como la Conmebol.

Comentarios