Política
Domingo 23 de Octubre de 2011

Los K retomarían el control del Congreso

Entre propios y aliados, el FpV podría tener quórum propio en ambas Cámaras, lo que le facilitaría el tratamiento de los proyectos. Crecería el bloque del Frente Amplio.

 

El Frente para la Victoria se alzaría con el control total del Congreso a partir de diciembre si se cumplen este domingo las proyecciones electorales que lo dan como ganador por amplia ventaja en la mayoría de los distritos.

 

Entre propios y aliados, el FpV podría tener quórum propio en ambas Cámaras, lo que le facilitaría el tratamiento de los proyectos y lo dejaría a un paso de retornar al poder en las principales comisiones que después de las elecciones legislativas de 2009 habían quedado en manos de la oposición.

Según las distintas proyecciones para este domingo y en base al resultado de las primarias del pasado 14 de agosto, el kirchnerismo y sus aliados podrían conseguir 37 o 38 bancas en el Senado y entre 128 y 132 en Diputados (necesitan 37 y 129, respectivamente, para el quórum).

En la Cámara de Diputados, la bancada que actualmente comanda Agustín Rossi pondrá en juego mañana 51 de sus 87 escaños, tiene buenas chances de conservar las que arriesga y sumar nuevas. En la provincia de Buenos Aires, el distrito con mayor peso electoral del país, el Frente para la Victoria se quedaría con entre 20 y 22 de las 35 bancas que se ponen en juego.

Su bloque, que actualmente tiene 24 integrantes bonaerenses, arriesga 12 cargos, pero ganaría 8 bancas más si el caudal de votos se mantiene en los mismos niveles de las primarias. Otras 5 serían para la alianza de Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez; 4 para Eduardo Duhalde: 2 para las listas de Alberto Rodríguez Saá y Hermes Binner; y una para la Coalición Cívica y otra para el Frente de Izquierda.

Ese cálculo es en base a las primarias, aunque las encuestas para estos comicios muestran otros porcentajes para el segundo puesto en adelante, por lo que la distribución podría cambiar. En la Ciudad de Buenos Aires, el FpV sacaría 5 bancas (arriesga sólo una), sobre un total de 12 que están en juego.

Las 8 restantes se dividirían entre el PRO (2), el Frente Amplio Progresista (2), Unión Popular (1), Compromiso Federal (1) y la Coalición Cívica (1). Otros 10 escaños se pelearán en Santa Fe, donde el oficialismo nacional podría llevarse 5 bancas, en un distrito en el que renueva 4.

El Frente Amplio en Santa Fe se llevaría otras 4 bancas, mientras que la restante sería para la UCR. En Córdoba se renuevan 9 bancas que se ponen en juego en Córdoba, el FpV alcanzaría 4 (arriesga 1), 2 la UCR, y una el Frente Amplio, otra Compromiso Federal y otra el sector de Duhalde.

A la vez, en Mendoza cosecharía 3 bancas (la misma cantidad que arriesga) de las 5 que se ponen en juego, mientras que las restantes 2 serían para Compromiso Federal y la UCR. Otros 5 escaños se disputan en Tucumán, donde el FpV sacaría 4 (la misma cantidad que debe renovar) y otro sería para
el radicalismo.

En Santiago del Estero se llevaría 4 de 4; en Salta 3 de 4 en juego (el otro sería para la UCR); en Misiones sacaría 1 de 4, aunque los 3 restantes serían para un partido local aliado; en Corrientes sacaría 3 y una la UCR; y en Entre Ríos 3 de 4 (la restante para los radicales).

En las provincias que se renuevan 3 bancas, el FvP se alzaría con la totalidad de los cargos en Río Negro y Formosa. En tanto, sacaría 2 de 3 en Tierra del Fuego, en Chubut, Jujuy y en Chaco; y 1 de 3 en La Rioja. Por último, en los distritos que se ponen en juego dos escaños se llevaría 2 de 2 en Catamarca, Neuquén, San Juan y Santa Cruz; y uno de 2 en La Pampa y San Luis.

Con esta proyección, el Frente para la Victoria se alzaría con entre 70 y 72 de las 130 bancas que se disputan en todo el país, 20 más de las que arriesgará. Es decir, que mantendría el bloque de 87 diputados y sumaría otra veintena de legisladores, que le darían un total de entre 107 y 109 propios, sin contar a los aliados, que este año deben renovar otras 21 bancas.

A la cuenta hay que sumarle los diputados como Felipe Solá, que se fueron del Peronismo Federal y que ahora quedaron más cerca del oficialismo. En el Senado, en tanto, conservaría los dos escaños que se
juegan por Buenos Aires, Formosa, Jujuy, La Rioja, San Juan y Santa Cruz.

En Misiones sacará una banca, pero las dos restantes son de un partido aliado. En tanto, en San Luis, sacará un escaño, ya que el Compromiso Federal de Alberto Rodríguez Saá ganaría la elección y se mantendría la diferencia tal como está en la actualidad.

 

Comentarios