La provincia
Jueves 30 de Julio de 2015

Los legisladores recibieron un segundo aumento en el año y sus dietas superan los 70 mil pesos

Por segunda vez en el año los diputados y senadores de la Provincia aumentaron sus dietas. Luego de aplicarse el incremento logrado por los trabajadores estatales en las paritarias, los legisladores pasaron a cobrar sueldos que superan un ingreso bruto de $70.000. Este monto representa unos $50.000 de bolsillo en el caso de los diputados y casi $42.000 para los senadores. No se incluye la suma aparte del aguinaldo y de los retroactivos del aumento a marzo, que alcanzan los $24.000 para los diputados y los $45.000 para los senadores.
La superdieta de los políticos se da en un contexto de crisis en las arcas estatales y fue denunciada públicamente por la senadora y precandidata a diputada nacional Noelia Barbeito, del Frente de Izquierda. Para el resto de los partidos que conforman los distintos bloques se trata de un aumento legal, público y transparente, atado al sueldo del gobernador y sin incidencia sobre el déficit que atraviesa la Provincia.
Reacciones cruzadas
“Nos parece un despropósito este aumento cuando en medio de la transición de gobierno los partidos patronales están diciendo que peligran los salarios de los trabajadores del Estado. Además, mientras se aumentan sus dietas, los peronistas y radicales se niegan a discutir el proyecto de ley que hemos presentado para equiparar el salario de los funcionarios al de un docente”, dijo Noelia Barbeito (FIT).
El jefe del bloque del Frente de Izquierda, Héctor Fresina, destacó que la medida “es una provocación contra el pueblo trabajador, que en su gran mayoría percibe salarios 10 veces más bajos. Es una obscenidad y un despropósito que se cobren esos montos, comparados con lo que ganan hoy muchos laburantes que no superan los $5.500”.
Jorge Tanús (FPV), presidente de la Cámara de Diputados, cuestionó la reacción del FIT diciendo que “el incremento era de público conocimiento después de las paritarias, no sé de qué se sorprenden ahora, ya que nunca pusieron ninguna objeción. Siempre denuncian pero no devuelven la plata. Acá lo que hay que discutir es una ley de sueldos que el Poder Judicial dejó sin efecto”, dijo el peronista.
Por su parte, Néstor Parés, presidente del bloque de Diputados por la UCR, justificó la suba describiendo que los legisladores están enganchados al sueldo del gobernador. “Si les bajáramos el sueldo a todos los funcionarios no se solucionaría el problema económico de la Provincia. Desde el punto de vista simbólico es un gesto que no dimos”, admitió.
El diputado Daniel Cassia, del justicialismo, manifestó: “Históricamente, después de que se firman las paritarias y con el aumento del salario del gobernador los legisladores reciben una suba en sus sueldos, ya que dependemos el 95% del salario del Ejecutivo provincial. Desde el punto de vista institucional, me da que pensar que el gobernador gane sólo $50.000. Debería ganar más. Desde un punto de vista personal no tengo nada que ocultar. Duermo absolutamente tranquilo y puedo demostrar mi productividad en la Legislatura”.
Rómulo Leonardi, presidente del bloque de Diputados del partido Demócrata, señaló que “corresponde por la transparencia de la ley este aumento que se realiza todos los años. Esta suba no afecta a la mala legislación del Estado. Yo hago y cumplo mi trabajo como corresponde. Si las finanzas están en déficit es porque hay infinidad de rubros en los que se está malgastando y usando mal el dinero de los ciudadanos. Por eso no basta con discutir nuestros sueldos. Hay muchos temas por reordenar en esta provincia”.
Esta dieta implica una suba de unos $17.000 más de lo que ya percibían luego del último aumento a principio de año, cuando se descongeló el decreto de 2014.
Por Javier Cusimano
cusimano.javier@diariouno.net.ar

Comentarios