Policiales
Miércoles 08 de Julio de 2015

Los padres que abusaron de sus 7 hijos fueron condenados a 20 años

Lo dispuso la Segunda Cámara del Crimen de San Martín para una pareja, por maltratos y abandono de los niños. Un amigo de la familia  que también participaba en los abusos  recibió una pena de 19 años de cárcel.

Por Enrique Pfaab
pfaab.enrique@diariouno.net.ar
Tal como lo había solicitado en su alegato el fiscal Mariano Carabajal, la Segunda Cámara del Crimen de San Martín condenó a 20 años de prisión a los padres de 7 niños que habían sufrido abandono y maltrato durante años. Además, las dos hermanas mayores habían sido abusadas sexualmente por un amigo de la familia que recibió una condena a 19 años de cárcel. “Es el caso más tremendo que nos ha tocado”, dijo uno de los abogados defensores, sintetizando la sensación general que les quedó a aquellos que les tocó participar en el tratamiento de esta causa.
Él tiene 37 años y ella 34. La Justicia dijo ayer que los próximos 20 los deben pasar en prisión. Son los padres de 7 niños, de entre 3 y 15 años, que hoy están bajo la custodia de la DINAF y cuyos operadores ayer no fueron autorizados a ingresar a la sala para escuchar la sentencia, por no ser parte formal del expediente. Además Walter Cueito, un amigo de la pareja, fue condenado a 19 años por haber sido reconocido por las dos hijas más grandes del matrimonio como quien mantuvo relaciones sexuales con ellas con acuerdo de sus padres.
La sentencia fue dictada ayer al mediodía bajo fuertes medidas de seguridad, ya que se tenía conocimiento de que habían existido amenazas entre familiares de algunos de los imputados contra otros de los acusados. Sin embargo el acto se realizó sin incidentes.
El caso se descubrió en febrero de 2013, en forma fortuita, aunque ahora el gran cuestionamiento interno es por qué no se les prestaron atención a todos los indicadores que señalaban que estos siete niños podían estar en riesgo.
 Los hijos de la pareja son cinco varones,  que tienen hoy 13, 10, 7, 6 y 3 años, y dos niñas, ahora de 14 y 15 años, que son las víctimas de abuso sexual agravado y por las que se iniciaron las acciones penales.
Las dos hermanas eran sometidas en su casa a juegos sexuales y forzadas a mantener relaciones con al menos un amigo de la familia, que fue también fue condenado ayer. Los abusos eran cometidos a la vista de todo el grupo familiar, mientras en el televisor ponían videos pornográficos.
Los cinco hermanos varones no tenían signos de abusos sexuales, pero sí en ellos se detectaron claros indicios de maltratos físicos, de mala alimentación y de abandono general y también signos de conductas sexuales que no son propias de su edad. Incluso algunos de sus relatos indicaron que los varones intentaban repetir con sus hermanas lo que observaban.
El caso, más allá de lo estrictamente jurídico, generó un debate sobre los indicios que podrían haberse detectado con anterioridad a la denuncia y que no fueron escuchados, o bien sobre los que no se obró con la rapidez necesaria.
Incluso uno de los defensores indicó ayer que la DINAF  ya había tenido alguna actuación sobre esta familia, antes de que se iniciara la causa penal. “Hay indicios que podrían haberse tenido en cuenta. Señales en la escuela, en el vecindario, en el hospital. Si para algo puede servir esta causa es para analizar y replantearse como Estado y como sociedad cuál es la reacción que se tiene en situaciones como ésta”, dijeron desde la Fiscalía.
► La casa de la familia. En esta vivienda del barrio San Pedro de San Martín es donde vivía todo el grupo familiar y en donde los menores de edad eran sometidos y abusados por los acusados. 

Comentarios