Economía
Martes 15 de Diciembre de 2015

Los precios y la escasez de insumos jaquean a la construcción en Mendoza

El costo del cemento, la arena y el hierro varía todos los días. Hay especulación por lo que pasará con el dólar, y por eso también cuesta conseguir materiales básicos. 

Por Patricia Losada
losada.patricia@diariouno.net.ar
En apenas dos semanas, el precio de los insumos básicos para la construcción en Mendoza subió alrededor del 20%. Y no sólo eso, sino que al no haber precios de referencia, la cosa puede seguir como un barco a la deriva. Por ejemplo, si hoy se compra una bolsa de cemento a $110, mañana puede estar más cara, pero sin saber cuánto más cara. Es el día a día, y con esta incertidumbre es difícil comenzar o seguir construyendo. 
A esto se suma el faltante de stock, ya sea porque mucha gente se apresuró a comprar ante la inminente suba de precios y también porque muchas empresas especulan con el tipo de cambio y están almacenando productos. 
Nadie quiere perder y la especulación por estas horas es grande y perjudica al sector de la construcción que ya no mira con buenos ojos lo que puede pasar en 2016. 
“El problema es la falta de precios de referencia y esto complica la compra y los presupuestos. Hoy se vende en el momento, al contado efectivo. No existe más el plazo en la compra. El hierro, por ejemplo, es un insumo que se pagaba a 30 y 60 días y ya no se puede pagar más así”, explicó Jorge Sanchis, presidente la Cámara de la Construcción delegación Mendoza.
El referente destacó la disparidad de precios del mercado, que lo constató cuando pidió presupuesto a cuatro proveedores por unas barras de caña estructural, y se encontró que entre el precio más bajo y el más alto que le ofrecieron había 30% de diferencia. 
“Hay incertidumbre porque no se sabe lo que pasará con el dólar, pero creo que esa especulación no es correcta ya que hay insumos dolarizados al precio del blue desde hace mucho tiempo. Esto es parte de la idiosincrasia argentina, o sea vamos aumentar para ver qué pasa”, opinó y comparó la actual situación con lo que sucedió en 2014, que debido a la devaluación, los costos “subieron una barbaridad y a los dos meses había retrotraído el precio casi el 70%”.
Un tema de larga data
Martín Díaz, referente de la empresa constructora Liñan SA, señaló que en el caso del cemento se está entregando a cuenta gotas y aumenta el precio todo el tiempo.
“Esta situación lleva varios meses, las plantas no entregan, los corralones no tienen o primero te dicen que sí y después te dan vueltas para entregarlo. Sólo te venden cuando se paga de contado a planta, cuando se aseguran la operación. En dos meses pasó de $80 a $110 la bolsa”, comentó.
También puso como ejemplo las cañerías, otro insumo que tiene un comportamiento muy relacionado con el precio del dólar.

“En este caso sucede que todo el mundo sale a comprar porque temen que el dólar oficial suba. Los clientes están presionando ya que es un producto muy sensible con el cambio de la moneda. Por citar un ejemplo, si compro una determinada cañería y no la pago en el acto, corro el riesgo de que el precio pueda variar. Es posible que de $9,70 me lo aumenten por ejemplo, a la hora de pagarlo, a $14, o bien no me lo vendan por faltante. Es un tema muy complicado”, detalló Díaz.

Comentarios