Política
Martes 27 de Septiembre de 2011

Los radicales idearon un plan C para separarse de Alfonsín: irán al cuarto oscuro con las boletas seccionadas

Si la Justicia Electoral les niega el pedido que hicieron para que todos los partidos presenten por separado los candidatos nacionales de los locales, Iglesias y los suyos dividirán en dos sus troqueles. El plan B fue impulsado con el jingle "Cortá boleta".

Por Javier Polvani

Los radicales mendocinos no se resignarán a llevar lista sábana con Ricardo Alfonsín como candidato a presidente por más que la Justicia Electoral les deniegue el pedido para que todos los partidos presenten por separado a los candidatos nacionales de los provinciales en los cuartos oscuros de las elecciones del 23 de octubre. En la UCR esperan que entre el martes y miércoles se conozca la resolución sobre la presentación para que todos los partidos lleven las boletas cortadas.

La decisión debe tomarla la Junta Electoral Federal de Mendoza y, según creen las autoridades partidarias del radicalismo, será contraria al deseo de la conducción y los candidatos del centenario partido en la provincia. Por eso, ya analizan cómo irán con la boleta propia cortada, más allá de lo que rija para el general de las agrupaciones que participarán en los comicios generales de octubre.

El presidente del partido, César Biffi, le dijo diariouno.com.ar que “estamos a la expectativa de lo que resuelva la Justicia y consideramos que jurídicamente no hay motivos para que se rechace nuestra presentación, aunque sabemos que la Justicia no está fallando en función exclusiva de los parámetros jurídicos”. Asimismo, Biffi confirmó que “de ser negativa la respuesta de la Justicia no vamos a apelar a la Cámara Electoral Nacional, vamos a avanzar en la separación de nuestra boleta”.

Esto implica que en el caso de no contar con una sentencia que obligue a todos los partidos a dividir sus listas por categorías entre los cargos nacionales y los locales, los radicales llevarán a los cuartos oscuros del 23 de octubre sus boletas seccionadas.

Entonces, los electores se encontrarán con la boleta de los radicales dividida en dos: por un lado habrá un trozo con dos categorías, la de presidente y vice más la de diputados nacionales, y por otro estarán unidas las que llevan al gobernador y su vice, con las de diputados y senadores provinciales, además de las de intendente y concejales.

La presentación judicial para provocar la separación de las boletas en categorías nacional y provincial fue planteada por el radicalismo luego de que los intendentes del partido resolvieran archivar el proyecto de desdoblamiento de las elecciones en sus comunas.

La medida busca romper el efecto arrastre que se prevé generará el aluvión de votos a favor de la presidenta Cristina Fernández, que se ve venir con claridad desde la contundente demostración en las urnas mendocinas de las elecciones primarias del 14 de agosto.

En su momento, fue una especie de consuelo para los intendentes del partido que consideraron la posibilidad de salvarse del efecto arrastre separando su suerte electoral de la de la fórmula para la gobernación integrada por Roberto Iglesias y Juan Carlos Jaliff. Pero también es una alternativa más para institucionalizar la estrategia provincial del partido basada fundamentalmente en el slogan “Cortá boleta”, que insta a los mendocinos a votar por el radicalismo en la provincia sin importar a qué presidente prefieran.
 

Comentarios