Más noticias
Miércoles 21 de Septiembre de 2011

Los reos liberaron al guardiacárcel y se desactivó el intento de motín en el penal de San Felipe

Tras el conflicto en el pabellón de jóvenes de Boulogne Sur Mer, las autoridades penitenciarias confirmaron el levantamiento de la medida por parte de los revoltosos. 

Por Soledad Segade

Tres internos del pabellón de jóvenes adultos del complejo San Felipe tomaron como rehén a un guardiacárcel e intentaron iniciar un motín este miércoles, propósito que fue truncado luego de una negociación con especialistas que les prometieron no tomar represalias.

Todo comenzó antes de las 13  cuando un penitenciario, de 24 años, ingresó al pabellón 4 donde dos internos de 19 y 20 años estaban bajo una medida cautelar por hechos de violencia que habían protagonizado.

Según relató a diariouno.com.ar el director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, aún se desconocen detalles de cómo tomaron como rehén al agente, pero al parecer los internos rompieron el candado al hacer palanca con un palo y salieron de la celda donde estaban encerrados.

Amenazaron al penitenciario con los palos y con el candado envuelto en un trapo, lo que en el lenguaje carcelero se denomina “bola guacha”, y lo obligaron a entrar a la celda donde lo encerraron.

Otro guardiacárcel que estaba en el mismo pabellón advirtió la situación y pudo zafar de un tercer reo, de 20 años, quien tenía la intención de hacer lo mismo que sus compañeros.

Durante la mañana uno de los detenidos había roto un vidrio y uno de sus compañeros había intentado agredir a un penitenciario días atrás, por lo que estaban sancionados y encerrados como castigo.

A los pocos minutos de conocida la situación intervino personal de la Unidad Negociadora Organizada y luego de llegar a un acuerdo a las 14.25 desactivaron el intento de motín.

El acuerdo fue que se hiciera una entrega pacífica sin represalias para los internos rebeldes, por lo que en primera instancia los reos liberaron al guardiacárcel y dejaron que éste los encerrara nuevamente.

Como consecuencia, estos revoltosos tendrán una nueva causa por privación ilegítima de la libertad agravada por la cantidad de personas involucradas y además este accionar les impide los beneficios correspondientes.

Uno de los internos ya había cumplido una condena y volvió al complejo San Felipe hace un mes, mientras que los otros dos llevan entre tres y cuatro meses de encierro, según detalló Sarmiento.

 

 

Comentarios