Más noticias
Lunes 05 de Diciembre de 2011

Los robos de cables de teléfono aumentaron con respecto a 2010 y las pérdidas ascienden a $2,5 millones

Telefónica de Argentina precisó que el promedio es de un ilícito por día y la zona más afectada es el Este mendocino. Fueron sustraídos alrededor de 43 kilómetros de cables en lo que va de este año. En el mercado negro el cobre vale 12 dólares el metro. ¿Te quedaste sin línea a causa de los robos? ¿Cuánto tardó la empresa en restablecer el servicio?

Por Fabricio Panella Vidal

Telefónica de Argentina informó este lunes que en lo que va de este año, y cuando todavía restan poco menos de 30 días para que finalice, se produjeron más robos de cables que en todo el 2010, con pérdidas que ascienden a los dos millones y medio de pesos.

Según un informe de la empresa al cual diariouno.com.ar tuvo acceso en exclusiva, Telefónica registró en lo que va de 2011 un total de 397 robos de cables en toda la provincia, mientras que durante el año pasado, el total de sustracciones en la provincia fue de 393. De esta manera la cantidad de este tipo de ilícitos mostró un crecimiento, ya que faltando poco menos de 30 días para que finalice el año, la cifra del 2011 ya superó a la del 2010.

Si bien el aumento es de un poco más del uno por ciento, los gastos de la empresa y los daños y perjuicios a los usuarios igualmente son enormes. Además de los dos millones y medio de pesos, como mínimo, que Telefónica perdió por el costo del cobre, el robo de unos pocos cables equivale a que cientos de clientes permanezcan semanas sin el servicio.

En estos hechos delictivos (un promedio de 36 por mes, es decir que se registra más de un ilícito por día) fueron sustraídos alrededor de 43 kilómetros de cables en lo que va de este año, lo que supone cifras millonarias si se tiene en cuenta que en el mercado negro el precio del cobre es de U$S 12 el metro. Telefónica explica que "los mismos fueron repuestos en forma rápida por la compañía pero, en muchos oportunidades, se han dado casos en que la empresa ha repuesto los cables y a los pocos días fueron sustraídos nuevamente".

Las zonas más afectadas
A grandes rasgos se han modificado las zonas afectadas con respecto de un año a otro: mientras que durante el 2010 las centrales más dañadas fueron las más cercanas a la Ciudad (como Las Heras, Panquehua, Villa Nueva y Chacras de Coria), en lo transcurrido del 2011 han sufrido sustracciones las centrales de la zona este de Mendoza (como San Martín, Palmira, Rivadavia).

Las centrales que más fueron afectadas por robos fueron: Palmira (79 casos), Panquehua (67), Rivadavia (49), San Martín (31), Las Heras (29), Perdriel (23), Villa Nueva (15) y Bermejo (15). En tanto que los meses en los que se produjeron más robos fueron mayo (54), junio (57) y julio (42), coincidiendo con la etapa más fría del año que es cuando los cacos aprovechan la desolación en las calles.

Con el objetivo de evitar estos episodios, la empresa agregó que "dispuso diversas acciones para reducir el impacto en su infraestructura y el perjuicio hacia sus clientes". Por un lado, "se reforzó la cantidad de personal abocado exclusivamente a tareas de seguridad tanto en la vía pública, a partir de patrullajes permanentes en las regiones cercanas a los tendidos telefónicos; como a nivel interno, monitoreando los sistemas de alertas que se activan en las centrales ante la detección de cortes en el tendido".

Por otra parte, "gracias al sistema de alarmización de la red de cables de Telefónica se logran frustrar gran cantidad de episodios que, si bien se inician con intenciones de robo, no logran concretarse.Si no fuera por estas medidas tomadas por la empresa, la cantidad de robos durante el 2011 hubiese sido todavía mayor", arriesga el informe.

Telefónica tiene habilitado, durante las 24 horas del día, el servicio de llamadas gratuitas 0-800-333-3433, para que los ciudadanos puedan realizar denuncias sobre hechos delictivos en inmediaciones de los tendidos telefónicos, subterráneos o aéreos.

Para Edemsa bajaron los ilícitos
Para la empresa distribuidora de electricidad la cantidad de metros de cables robados (también con el fin de utilizar el cobre como en el caso de los de teléfono), tanto de baja o media tensión, disminuyó más del 70% en este año con respecto al anterior, en toda la provincia.  Sin embargo hubo un incremento del 24 por ciento en la sustracción de transformadores en la zona Norte.

Según datos de Edemsa, se robaron 26.546 metros de cables en 2010 mientras que en el corriente sólo se llevaron 7.681 metros. En el caso de los transformadores (codiciados por las grandes bobinas de cobre que hay en su interior) en el año pasado hurtaron 98 de ellos pero en 2011 subió la cantidad a 122. Curiosamente en las zonas centro (Valle de Uco) y sur (Malargüe, San Rafael, Alvear) no hubo robo de cables y bajó el de transformadores.

Existe una explicación a esto y es que la compañía desde hace meses viene realizando trabajos de soterramiento de sus líneas (instalación subterreánea), además de poseer cables cargados de electricidad lo que desalienta naturalmente el interés de los malvivientes, obligados a pensar dos veces si consumar el hecho.

Desde el departamento de comucación de la compañía afirmaron que las pérdidas por estos hechos ascendieron a los 2 millones de pesos.

Comentarios