Economía
Domingo 04 de Diciembre de 2011

Los subsidios complican la contratación de personal en el sector vitivinícola

La responsable de Recursos Humanos de Finca La Celia explicó que en las temporadas de alta demanda de empleados es difícil conseguir mano de obra.

Mariana Gil
nye@diariouno.net.ar

Potenciar el valor de las personas y cómo enfrentar las realidades económicas es uno de los mayores desafíos que enfrentan hoy la mayoría de las organizaciones. Frente a esto, y con el fin de promover espacios de intercambio y reflexión entre profesionales locales y nacionales del área de gestión de las personas, se realizó la semana pasada –por segundo año consecutivo– el Congreso Regional de la Asociación de Recursos Humanos de Argentina, bajo el lema “Desarrollar, dialogar e innovar”. Fue en el Hotel Intercontinental.

Una de las participantes locales fue Patricia D’Amico, responsable del Área de Recursos Humanos de Finca La Celia, quien accedió a una entrevista para el suplemento Negocios & Economía.

–¿Cómo manejan los recursos humanos y la selección de personal en una empresa vitivinícola?
–En nuestro caso, tenemos la particularidad que la firma tiene tres sedes. Dos de ellas, la finca y la bodega, están situadas en el Valle de Uco, donde trabaja el personal operario, obreros, supervisores, que preferentemente buscamos que vivan en la zona por el tipo de actividad, y la gran mayoría son de Eugenio Bustos, La Consulta, San Carlos. Y la tercera sede es la administrativa y las oficinas que están concentradas en Ciudad. En cuanto a la selección, en la actualidad es difícil ya que debido al crecimiento de este rubro en aquella zona hay mucha demanda de mano de obra, pero lo positivo es que la gente ya conoce el oficio porque se transmite la cultura del vino de generación en generación.

–¿Cuál es el tipo de empleados que ustedes más demandan?
–En la temporada agrícola tenemos un agravante que deriva de este contexto que vivimos con todos los subsidios que otorga el Gobierno nacional y limita la cantidad de mano de obra disponible. En la época de cosecha han surgido los cuadrilleros, que son personas que tienen mucha experiencia en viñas y tienen ganas de trabajar y que no viven de los planes subsidiados. Entonces contratamos estas agencias ya organizadas en especie de cuadrilla, que tienen personal para hacer la tarea que necesitamos en la bodega.

–¿Cuál es la filosofía del área de Recursos Humanos en este caso en particular?
–Nuestra filosofía es muy pro a enseñar y capacitar. Tanto en la oficina como en planta tomamos muchos jóvenes pasantes y para ello tenemos convenios con la Universidad de Congreso, UNCuyo y Aconcagua. La mayoría son estudiantes de Ciencias Económicas, Enología y Administración de Empresas. Apostamos fuerte al desarrollo sustentable. No nos quedamos en la gestión de los procesos ni en la parte económica, sino con el desarrollo de las personas y el impacto en el medio ambiente. La idea es que cada persona pueda capitalizar su formación dentro de cada área de trabajo.

–¿Cuáles son los valores primordiales que se deben considerar en el tema de los recursos humanos?
–Ahora y siempre lo que prima es el tema de proveer a las personas un contexto donde sientan ganas de hacer y aprender, que puedan desarrollar sus habilidades y a su vez que el contexto permita que demuestren sus capacidades. En nuestro caso en particular, trabajamos la relación jefe y empleado también entre los compañeros de trabajo de las distintas áreas, apuntamos a una estructura y clima laboral cálidos, y esto se puede visualizar en el área de trabajo ya que no hay oficinas cerradas: todos estamos en un salón grande, sin divisiones de áreas. Entonces, lo que hemos logrado es una comunicación fluida y despojada. Que la persona pueda desarrollarse libremente, pero con compromiso y respeto por la empresa.

–¿Cuáles son las cualidades que priorizan a la hora de selección de profesionales?
–En nuestra experiencia, los jóvenes que entraron como pasantes luego se quedaron por tres o cuatro años como empleados, rotando por todos los puestos en administración hasta llegar a un mando medio, como encargado o responsable de un sector y ahí lamentablemente se los lleva alguna otra empresa del rubro. El perfil debe ser una persona proactiva, con ganas de desarrollarse, que asuma compromisos con la empresa y que se pongan la camiseta. Por supuesto que lo importante también es trabajar con mucho compañerismo, ya que el buen clima laboral lo propicia nuestra empresa.

–¿Qué lugar ocupa la capacitación al personal en la empresa?
–Por ejemplo, implementamos un programa de sistema integrado de gestión, basado en las normas ISO, por lo tanto realizamos capacitación interna en las distintas áreas para todos los empleados. También disponemos de un programa para las distintas áreas con capacitación interna y externa, como el de las clases de inglés in company, que realizan los empleados en horario de trabajo. Además se suma la oferta del mercado externo.

–¿Cuáles son los objetivos de la participación de Finca La Celia en este congreso de Recursos Humanos?
–Los objetivos principales son adquirir experiencias e ideas para mejorar las relaciones dentro del grupo humano de la empresa y lo primordial que buscamos es que el personal se sienta cómodo, con un buen clima laboral, que pueda desarrollarse dentro de la compañía, crecer y no tener éxodo de talentos.

–¿En qué consiste el proyecto que presentó finca La Celia en el congreso de la Asociación de Recursos Humanos de Argentina?
–Trabajamos dentro del programa de erradicación del trabajo infantil y desde 2006 brindamos el servicio de una guardería con una atención integral dentro del predio de la finca, para los hijos no sólo de los trabajadores permanentes, sino también para los temporarios, con el fin de contenerlos y que no deambulen por la calle. Además, en nuestra política de recursos humanos está restringida la contratación de personal menor de 18 años. Otra de las acciones de responsabilidad social empresaria es el tema del banco de alimentos de la zona del Valle de Uco ubicado dentro de la bodega. Allí tenemos la proveeduría, que abastece aproximadamente a unas 300 instituciones, entre hogares de niños y de ancianos, y ayuda con las carencias de la población del lugar.

“Tenemos una tasa de accidentes cero”
–¿Cuáles son las necesidades que plantea la gestión de recursos humanos en la actualidad?
–Creo que hay que romper paradigmas. Lo primordial es traspasar barreras entre las mismas bodegas, los celos profesionales, y tenemos que apostar a compartir experiencias y problemas. Ése es el camino que sirve para sentarnos y dialogar para buscar una solución entre todos. En la actualidad el desafío es cómo retener talentos, por el notable crecimiento de la industria vitivinícola, la fuerte competencia y que todas las bodegas resultan atractivas como salida laboral.

–¿Qué estrategias o incentivos de motivación realizan para el equipo de trabajo?
–Hacemos jornadas en la casa de huéspedes que tenemos en la finca, donde participan todos los empleados con sus familias y organizamos juegos con mucha diversión para compartir como una gran familia. Otro de los incentivos es un viaje a la planta Viña San Pedro Tarapacá, situada en Chile, que pertenece al grupo corporativo de la firma. También buscamos beneficios para los obreros, operarios y gerentes, para romper esas barreras sin perder el respeto, que trabajen codo a codo con el mismo objetivo y que sientan a esta casa como la propia. En definitiva, es una apertura a innovar y dialogar, y, por supuesto, a premiar la creatividad y todas las ideas innovadoras.

–Por último, ¿qué políticas de seguridad emplea el área de Recursos Humanos?
–Tenemos tasa de accidentes igual a cero. Los operarios utilizan los elementos de protección personal y reciben capacitación interna de higiene, seguridad y de todos los riesgos. Y su prevención tanto en las oficinas como en la planta. La idea es que los trabajadores asimilen el concepto de cómo cuidar su integridad. Es la mejor forma de aplicar políticas de seguridad.

Buscar el equilibrio en las firmas
La Asociación de Recursos Humanos de la Argentina es una organización sin fines de lucro con 40 años de trayectoria, que integra a profesionales del área que se desempeñan tanto en organizaciones como en forma independiente en el ámbito público y privado.

La misión es impulsar la mejora continua en la gestión de las personas con el fin de equilibrar los intereses de las organizaciones, y las expectativas de los trabajadores en un marco de ética y respeto por los valores, a través del desarrollo, la agrupación y la representación de los profesionales de recursos humanos.-

Comentarios