Mundo
Jueves 06 de Octubre de 2016

Los superhéroes aparecieron en un funeral para despedir a un nene que murió en un tiroteo

Jacob Hall de 6 años era fanático de los superhéroes. Murió en un ataque a su escuela en el que resultó herido una maestra y otro compañero.

Las series y películas de superhéroes eran lo que más le gustaban al pequeño Jacob Hall. A sus seis años era un auténtico fan de las creaciones de Marvel o DC Comics y soñaba con ser algún día Batman o Superman para salvar a la gente en peligro. Esa ilusión se vio truncada la semana pasada cuando un adolescente de 14 años perpetró un tiroteo en la escuela de primaria de Townville, en Carolina del Sur. Un compañero, una maestra y Jacob resultaron heridos, pero este último acabó falleciendo a los tres días en el hospital.
El sábado la vida del niño se apagó. Una de las balas del tiroteo atravesó la arteria femoral y perdió mucha sangre.
La madre del pequeño, desolada por la pérdida, decidió que su hijo se merecía una gran despedida como a él le hubiera gustado. Fue ella la que contó a los medios locales y personas cercanas que su hijo amaba los superhéroes por encima de todo, así que lo iban a enterrar con su disfraz favorito de Batman. Según informa la televisión WYFF, Renae Hall también hizo un llamamiento para que todos los que acudieran al funeral lo hicieran disfrazados de este tipo de personajes.
Embed
Más de 1.500 personas acudieron a la ceremonia para despedirse de Jacob, aunque solo unos cuantos atrevidos lo hicieron como pidió la madre. Se dieron cita en la iglesia Oakdale Baptist personajes tan variopintos como las Tortugas Ninja, Spiderman, Hulk, los Power Rangers, Capitán America, Superman o una legión de Batman. Al funeral también acudieron el gobernador Nikki Haley y el senado estadounidense Tim Scott.
El supuesto autor del tiroteo, cuya identidad no se ha dado a conocer, tiene 14 años y, al parecer, mató primero a su padre antes de dirigirse a la escuela Townville, donde abrió fuego cuando un grupo de niños, entre ellos Jacob, salía al patio en su hora de recreo.
Otro chico de seis años y una maestra también resultaron heridos, pero fueron el alta médica el mismo día del tiroteo.
Embed

Comentarios