Deportes
Lunes 07 de Marzo de 2016

Los "trapitos" del Superclásico se hicieron de un millonario botín

La ONG Defendamos Buenos Aires denunció que "la mafia de los cuidacoches hizo su negocio durante el partido entre River y Boca, al recaudar 2.500.000 pesos".

La ONG "Defendamos Buenos Aires", encabezada por su presidente Javier Miglino, denunció que "la mafia de los trapitos hizo un millonario negocio durante el Superclásico entre River y Boca, que se desarrolló en el estadio Monumental al recaudar 2.500.000 pesos".

Miglino sostuvo que los "cuidacoches" empezaron la jornada "cobrando 100 Pesos por estacionar pasadas las 11:30 horas, pero llegaron a cobrar 500 pesos por auto cerca del inicio del cotejo".

"De esa forma, establecimos un promedio de 250 pesos cobrados por vehículo que llegó hasta el estadio Monumental para presenciar el Superclásico entre River y Boca. Tomando en cuenta que unos 10.000 autos estacionan en la vía pública, estimamos que la mafia de los trapitos habría recaudado una verdadera fortuna: nada menos 2.500.000 pesos", precisó la ONG.

En ese sentido, "Defendamos Buenos Aires" denunció que "los trapitos llegaron hacia las 12:00 en varios micros de color naranja similares a los escolares y desde el estadio Monumental se desperdigaron por los barrios de Nuñez y Belgrano y empezaron a cobrar desde 100 pesos por estacionar".

Sin embargo, Miglino indicó que con el correr de las horas "la tarifa se fue a 200 pesos y a dos horas del partido costaba 500 pesos, el valor equivalente a cuatro estadías por 24 horas en un garaje".

"Hay cuadras como la de Manuel Ugarte entre Libertador y Montañeses que tuvieron sobre la vereda una verdadera playa de estacionamiento, exactamente igual a lo que ocurrió durante el último River-Boca en septiembre del año pasado, lo que demuestra que la anomia del Gobierno de la Ciudad permite que los violentos no solo sigan extorsionando sino que tomen los abusos como algo corriente y habitual", precisó el también abogado.

Ausencia del Gobierno porteño

El presidente de la ONG denunció que por donde operaban los "trapitos" "no había policías metropolitanos ni fiscales a la vista".

"De esa manera, a la mafia de los trapitos se les hizo muy fácil la tarea, tomando en cuenta que el 50 por ciento del público de River es femenino y mucha gente llegó desde el interior y nadie tenía idea de dónde podía encontrar una cochera o garaje, habiendo trapitos que exigían pagar por estacionar hasta Juramento y Amenábar, hasta unas 25 cuadras del estadio", explicó Miglino.

Además, indicó que los "cuidacoches" "coparon hasta la propia Avenida Del Libertador y no hubo presencia ni de la Policía Metropolitana, ni de las Fiscalías móviles de la Ciudad ni de la Guardia Urbana ni de las grúas del Gobierno porteño".

El presidente de la ONG señaló que "en algunas calles los trapitos colocaron costosos conos de plástico de color amarillo, similares a los que utiliza el Gobierno porteño en los desvíos de autopistas y la postal de coches sobre la vereda y vecinos imposibilitados caminando por la calle se repitió", señaló.

"En base a los cálculos que manejamos, por ejemplo en un River - Boca, llegan a la zona de Núñez y Belgrano unos 18.000 autos para el cotejo. Unos 8.000 son absorbidos por cocheras y garajes pagos y los 10.000 restantes estacionan en la vía pública en un radio de hasta 25 cuadras del estadio. De esos 10.000 autos que no tienen playa de estacionamiento donde quedar estacionados, todos debieron pagar un promedio 200 pesos cada uno, con lo que la mafia de los trapitos embolsó al menos 2.500.000 pesos", detalló.

Además, Miglino completó: "Eso da la idea de la organización y el poder de esta verdadera mafia, que rompió esta vez un nuevo récord".

En ese aspecto, la anterior "marca de recaudación la habían establecido en el partido Argentina-Brasil" cuando según los registros de "Defendamos Buenos Aires" "recaudaron 2.000.000" de la moneda argentina.

Comentarios