Economía
Lunes 03 de Agosto de 2015

Lotes: la suba del precio y la inflación paralizaron la demanda en San Rafael

Incertidumbre. Los propietarios no ofrecen financiación para la compra por el efecto inflacionario. Los créditos Procrear no alcanzan para comprar terrenos y construir.

Mucha demanda, precios altos y una oferta especulativa es el panorama para la compra de lotes en ciudad y sus alrededores.
El mercado se ha distorsionado a partir del sistema de créditos que impulsó el gobierno con el Procrear y el flagelo de la inflación que asusta a los propietarios de los lotes.
"Estamos en un cuello de botella", admitió el corredor inmobiliario Ariel Risso, quien ratificó que "en oferta los lotes más baratos son de 1.000 metros a un precio de $250.000 sobre Adolfo Calle" y agregó que "con estos valores se hace imposible tomar un crédito combinado (construcción de vivienda más compra de lote) del Procrear sin tener que poner más dinero".
Si bien hay muchas consultas son muy pocas las operaciones que se cierran por falta de financiamiento o porque el titular no está dispuesto a efectuar alguna rebaja o tomar un auto en parte de pago. Lo mismo sucede cuando el comprador tiene el crédito Procrear aprobado y el vendedor no acepta una espera de 90 días hasta que se concrete la operación.
Es que según Risso, "la inflación juega un papel importante y muchos no quieren correr el riesgo ante una eventual caída del crédito" y añadió que "la incertidumbre genera pánico y desisten de la venta".
"Lo cierto es que un candidato a comprar un lote debe pensar en no menos de $250.000 cuando antes del Procrear esa misma tierra costaba unos $125.000", sostuvo Risso.
Este efecto también se trasladó hacia los distritos más cercanos a la ciudad como en Las Paredes donde el metro cuadrado cuesta entre $250 y $350, según la ubicación".
En este complicado escenario el acceso para la clase media se volvió prácticamente imposible, salvo en algunas zonas (que pocas quedan) de El Cerrito o Cuadro Nacional donde se pueden encontrar lotes por mil metros a $250.000 y en algunos casos con una mínima financiación aportada por el titular.
Alquileres
El mercado de alquileres sigue en movimiento, pero en la renovación de los contratos, porque mudarse a una mejor propiedad puede significar un gasto cercano a los $15.000  entre el pago del mes, el depósito y la comisión de la inmobiliaria.
En ese sentido, Risso señaló que "a veces recurrimos a una verdadera ingeniería financiera para que se concrete la operación con el pago en cuotas del depósito y de la comisión".
La falta de vivienda no ha paralizado al sector, pero los precios de las propiedades han frenado la búsqueda de cambios para el inquilino.
En este marco, un monoambiente céntrico cuesta no menos de $2.000, una propiedad de dos ambientes sale alrededor de $3.000 y una de tres ambientes sin cochera está en los $4.500. En los alrededores de la ciudad los precios bajan un 20%.
Con esta realidad y la exigencia en las garantías, el inquilino se retrae, ajusta su comodidad y apuesta a la renovación, pero "por suerte todavía no hay mucha morosidad en los pagos", señaló Risso.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@dgmail.com

Comentarios