Más noticias
Miércoles 28 de Septiembre de 2011

Luego de medio siglo, Cuba autorizó la libre compra-venta de autos

Hace más de 50 años, el gobierno de Fidel Castro había prohibido las trasacciones de este tipo. Hasta ahora los cubanos sólo podían comprar y vender los modelos de antes del triunfo de la revolución de 1959, casi todos de fabricación estadounidense (foto).

Fidel Castro prohibió hace más de 50 años la compra-venta de autos usados en Cuba. Ahora, su hermano Raúl Castro dio marcha atrás con esa medida por decreto este miércoles.

Según un la edición digital de la Gaceta Oficial, el Gobierno establece una serie de regulaciones para poner en marcha "la transmisión de la propiedad de vehículos por compraventa o donación", entre cubanos que viven en la isla y extranjeros residentes permanentes o temporales. 

El Gobierno permitirá comprar autos nuevos en entidades comercializadoras a los cubanos que obtengan ingresos en divisas o pesos convertibles -equivalente al dólar- por "su trabajo en funciones asignadas por el Estado o en interés de éste", para lo cual, deben tener permiso del Ministerio de Transporte. 

Según el texto, la autorización se entregará "una vez cada cinco años" a partir de la entrada en vigor del decreto. En el caso de los extranjeros residentes, permanentes o temporales podrán comprar los autos en Cuba o importarlos, con un límite de hasta dos durante su estancia en la isla.

Hasta ahora los cubanos sólo podían comprar y vender los modelos de antes del triunfo de la revolución de 1959, casi todos de fabricación estadounidense. Decenas de miles de profesionales, que pudieron comprar autos soviéticos otorgados por su trabajo antes de 1990, podrán venderlos a cualquier cubano o extranjero residente, que podrá tener más de un coche.

También estarán incluidos autos modernos, que durante los últimos años, han podido importar o comprar de segunda mano artistas y deportistas, así como médicos que han cumplido "misiones" oficiales en otros países, como Venezuela.

Y los cubanos que emigren -unos 38 mil anuales que engrosan una comunidad de casi dos millones en Estados Unidos, España y otros países- podrán vender sus autos antes de marcharse o transferirlos a sus familiares en la isla.

Fuentes: AP y www.gacetaoficial.cu

 

Comentarios