Política
Jueves 03 de Marzo de 2016

Macri potenció la presencia del radicalismo en el gabinete

Reunión en Tecnópolis. Los dirigentes de la UCR habían reclamado a sus socios del PRO más participación en el esquema informativo del Ejecutivo nacional.

El presidente Mauricio Macri encabezó ayer una nueva reunión de gabinete ampliada, que en esta oportunidad se realizó en la sede de Tecnópolis (ícono del kirchnerismo) y contó por primera vez con la participación de numerosos dirigentes radicales, que habían reclamado a sus socios del PRO más participación en el esquema informativo del gobierno.
  “Trabajamos dos horas todo el equipo, el Legislativo y el Ejecutivo, con el presidente a la cabeza. Somos muy diversos y muchos están haciendo su primera experiencia pública”, resaltó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al tiempo que negó eventuales roces internos en el gobierno: “Hay mucha fantasía con eso”.
  Hace una semana, los radicales plantearon a Peña y al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, diferencias en cuanto a la metodología de gobierno impulsada por la Casa Rosada. Finalmente, fueron convocados como parte del “gabinete ampliado” y, en paralelo, se les prometió “mayor protagonismo”.
  Fuentes de la UCR indicaron que la relación entre ambas fuerzas “está mucho mejor”, no sólo “por estar en Tecnópolis sino porque también se reflejó en el discurso que dio el presidente en el inicio de las sesiones ordinarias”. Al respecto, los dirigentes agregaron: “Hacer un diagnóstico era, para nosotros, una necesidad, como también en la negociación de las comisiones en el Congreso”.
  Macri participó del cierre del encuentro que agrupó a ministros, secretarios y subsecretarios y directores de empresas del Estado y de entes descentralizados. En ese marco, se repasó una agenda política y legislativa y otra científica.
  “Lo que me mueve son los que no la están pasando bien. Quiero que cada uno pueda elegir oportunidades”, señaló el primer mandatario frente a sus funcionarios.
  Asimismo, Macri sentenció: “Tenemos que animarnos a ser socios de los que más saben de cada tema de cualquier parte del mundo para poder acelerar nuestro crecimiento, dejando atrás los complejos que no nos han servido de nada”.
  Más tarde, al inaugurar el ciclo lectivo de los cadetes de la Policía Federal, el presidente resaltó que la “misión central” de esa fuerza será “enfrentar el narcotráfico” y brindar “seguridad” al ciudadano.
  Además del jefe del Estado, hablaron en Tecnópolis la vicepresidenta Gabriela Michetti, Peña, Frigerio y el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao. E hicieron lo propio los radicales Angel Rozas, titular de la bancada de senadores nacionales de la UCR y Mario Negri, presidente del interbloque Cambiemos de la Cámara baja.
  Ese fue uno de los reclamos que plantearon a Peña y Frigerio los radicales en la cumbre que tuvo lugar en la ciudad bonaerense de Luján: más participación y comunicación oficial.
  “No es posible comunicar las medidas de gobierno si no estamos debidamente informados, y mucho menos que ustedes comuniquen lo que se aplaude y nos manden a defender las políticas que afectan a la gente. ¿Cómo es esta sociedad?”, señaló, en esa oportunidad, un parlamentario de la UCR.
  A su vez, en el gobierno nacional señalaron que, “con la apertura del Congreso”, el radicalismo “tendrá mayor protagonismo”.
  El jefe de Gabinete, en tanto, ratificó luego del encuentro en Tecnópolis el “espíritu y una fortaleza de equipo a partir de esa diversidad”, al tiempo que advirtió que “hay mucha fantasía” en torno a las diferencias internas y que “la caricatura que se quiere generar, no es lo que ocurre”.
  “Nuestro problema no era un reclamo de cargos, incluso lo planteó también Rozas: las gestiones ejecutiva, política y comunicacional son tres caras de una misma pirámide, y acá veíamos problemas”, graficó un dirigente que participó del gabinete ampliado.

“El país quiere políticos que no roban”

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, insistió ayer en apuntar al kirchnerismo al afirmar que lo que encontró el actual gobierno al asumir “fue mucho peor” de lo que los funcionarios habían supuesto. Y, al repasar el discurso del presidente Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa, el miércoles pasado, juzgó que en la actualidad la “expectativa” de los argentinos es “tener políticos que no roban”.

Comentarios