Economía
Viernes 05 de Febrero de 2016

Macri quiere evitar "batallas épicas" en la discusión paritaria

Funcionarios del gobierno nacional reiteraron que el presidente convocará la semana próxima a las centrales obreras. Los empresarios se alinearon con la pauta oficial del 20 al 25%.

El presidente Mauricio Macri quiere "descomprimir" y evitar "batallas épicas" con las centrales obreras de cara a la discusión paritaria y por esa razón convocará a las organizaciones sindicales la semana próxima para intentar consensuar los incrementos salariales en orden a una inflación estimada oficialmente de entre el 20 y 25 por ciento.

Así lo plantearon ayer fuentes gubernamentales, quienes confirmaron que el jefe de Estado mantuvo una reunión la semana pasada con el secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, y volverá a recibir al sindicalista el jueves o viernes de la semana próxima con la intención de analizar el escenario laboral.

"Se quiere descomprimir la situación, que no haya batallas épicas. Se buscan acuerdos y que las discusiones sean normales", enfatizaron las fuentes respecto a la línea que se impulsa desde la gestión Macri.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, negó que el gobierno busque condicionar las paritarias de este año a partir del despido de miles de empleados estatales, al tiempo que los empresarios reclamaron "racionalidad" en las futuras negociaciones salariales.

En ese contexto, ayer el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, manifestó ayer que "la lógica de la negociación de salarios para las cámaras empresarias va a estar cerca de la inflación prevista", que el gobierno estableció entre el 20 y 25 por ciento anual.

El referente fabril afirmó que de conceder ajustes salariales superiores al 30 por ciento "las empresas quedarían muy comprometidas" y con una estructura económica "asimétrica" respecto de los convenios laborales.

Algunos pocos gremios lograron adelantar la discusión salarial y realizaron acuerdos a cuenta de futuros aumentos como los bancarios, que acordaron una suma de 9000 pesos repartidas entre enero, febrero y marzo para recién a partir de ese mes comenzar con la discusión. También ayer la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) acordó con las cámaras empresarias del sector una suma especial de 2.600 pesos en dos cuotas, a pagar en la primera y segunda quincena de febrero, a cuenta de futuros aumentos (ver aparte).

Ibarra destacó que las discusiones salariales deben estar enmarcadas dentro de la pauta inflacionaria prevista para este año, que el gobierno calcula entre 20 y 25 por ciento. "Lo explicó el ministro (Alfonso) Prat-Gay y el propio presidente (Mauricio Macri), nosotros estamos trabajando para que la inflación en Argentina sea la mínima posible. Entonces, cuando uno habla de paritarias tiene que tener en cuenta la situación y la proyección de esa situación", sostuvo.

El funcionario prometió que trabajarán "muy fuerte" para que la "la situación sea la mejor posible y, en ese marco, también generar el mejor salario posible para todos los trabajadores".

"Tiene que ver con eso, no con la variable empleo", aclaró al referirse a las negociaciones paritarias.

 

Gremios del transporte. En ese marco, ayer los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich y de Trabajo, Jorge Triaca, se reunieron con dirigentes sindicales del transporte para dialogar sobre los reclamos de trabajadores como la modificación del impuesto a las ganancias y la iniciativa oficial de recortar subsidios a colectivos, trenes y subtes.

Recibieron en la sede de la cartera laboral al jefe del Sindicato de Dragado y Balizamiento, el moyanista Juan Carlos Schmid, y al secretario general de la UTA, Roberto Fernández.

Este encuentro es la fase previa a un encuentro que todos los integrantes de la CATT tendrán con el presidente Mauricio Macri cuando los ministerios de Transporte y de Hacienda y Finanzas tengan definido cuál será el porcentaje de quita de subsidios al sector.

Comentarios